SILLEROFFICE S.L. - B64417546
Inicio Nuestros clientes    Contactar    Solicitar presupuesto    Sillas Outlet    Mi cuenta  Seguimiento de pedidos      O  
    
   

    Buscar:          
Busqueda avanzada 
      
   El carrito esta vacio
    
· Ver carrito      · Pasar por Caja
           





        
          noticias
Sillas de oficina / mobiliario de oficina / muebles de oficina     Fecha añadida: 16/11/2006
 

Sillas de oficina / sillones de dirección / sillas de madera / muebles de oficina / sofás / bancadas / mobiliario de hostelería / taburetes / sillas plegables, etc...


¿Cómo elegir unas sillas de oficina ergonómicas?


¿Son necesarias las sillas?

Desde su invensión, las sillas ha acompañado por todo el largo de la historia al hombre. Su función de reposo ha sido acompañada por muchas otras, desde la de escalera hasta la de transporte de emergencia, pasando por aquellas tan simbólicas como la del trono, que representa la autoridad de quien en ella se sienta. Así, en sociedades monárquicas, las sillas de lose reyes (el trono) merecen respeto y hay que inclinarse ante ellas; igualmente, ante la muerte de los reyes, sus sillas se cubren de luto.

¿Y mis sillas de oficina ?

Se recomienda la posición sentado para trabajos de larga duración. La mantención de posición de pie por períodos prolongados se asocia a molestias dolorosas de la espalda y de las extremidades inferiores.

Para tareas de duración prolongada se recomienda disponer de apoyo para la espalda, para brazos y para pies. Se intentará que la postura general del cuerpo sea activa pero sin tensiones excesivas. Los muslos deben estar paralelos al suelo, evitando exceso de presión en la parte posterior de estos. Los pies deben reposar en forma relajada en el suelo, formando un ángulo recto entre la pierna y el suelo, y cayendo dispuestos directamente bajo las rodillas.

Para ayudarle a elegir una silla ergonómica, le sugerimos revisar que se cumpla la siguiente lista de criterios:

Cojín

Cuando usted se sienta en la silla, el cojín debe ser mas ancho que sus caderas y piernas. Es recomendable que al cojín le sobren 2 a 3 centrímetros por cada lado. Debe evitarse un cojín muy largo, pues podría apretar por de-bajo de sus rodillas y llegar a producir alteraciones de la circulación sanguínea de sus pies y piernas. Un cojín muy largo puede hacer imposible apoyar correctamente la espalda contra el respaldo de la silla. La mayoría de las sillas diseñadas adecuadamente tienen una curva hacia abajo en la parte delantera del cojín, con lo que se evita presionar la parte de debajo de las rodillas. Una buena silla debería tener un cojín moldeado de modo de adaptarse a su figura para facilitar una distribución pareja del peso corporal.

Regulación de la Altura de la silla

Es recomendable que la silla cuente con un sistema neumático (a gas) o mecánico (a resorte) que permita que una vez que esté sentado, se pueda regular la altura del cojín.

Rango de regulación de altura.

La regulación de altura de la silla debe variar en un rango que permita que sus rodillas estén a nivel, con muslos en horizontal, a la vez que sus pies se apoyan firme y cómodamente en el suelo. El mecanismo de regulación de altura debe ser fácil de alcanzar y regular mientras el usuario está sentado.

Apoyo lumbar

Muchas sillas tienen apoyos para la espalda que son adaptables, regulándolos hacia adelante-atrás y hacia arri-ba-abajo para adaptarse a su figura. Si la silla va a ser usada por un conjunto de personas distintas este grado de ajustabilidad puede ser muy necesario. Si su silla tiene un respaldo fijo y usted lo siente cómodo, y además, usted es el único usuario de esa silla, entonces puede considerarse aceptable. Debe intentarse regular la altura del res-paldo de modo que se adapte bien a la curva natural de la espalda. El ángulo del respaldo debe permitir un apoyo amplio y cómodo de la espalda.

Confort duradero

Si el cojín de su silla está relleno con espuma de baja densidad, el uso continuo le puede producir deformaciones permanentes de modo que ya el apoyo no será adecuado. El apoyo inadecuado, acolchado insuficiente y las de-formaciones por uso pueden causar discomfort, desbalance y fatiga de piernas y espalda.

Inclinación del cojín

Es recomendable que se pueda regular el ángulo del cojín para ayudar a mantener una posición de trabajo equilibrada.

Base apoyada en 5 puntos

Si necesita una silla móvil para realizar su tarea, esta debe tener por lo menos 5 puntos de apoyo con ruedas que giren libremente sobre el piso.

Apoyo de Brazos

El apoyo de brazos debe, en general, tener una altura que permita un apoyo cómodo del codo, en una caída relajada de ambos brazos a los lados del cuerpo. El ancho entre apoyos de brazos, es decir, la distancia entre ambos apoyos de brazos, debe permitir una fácil maniobra de sentarse y ponerse de pie.

El largo (o profundidad) del apoyo de brazos debe ser tal que no interfiera con el escritorio u otro mobiliario.

El codo debe quedar en un ángulo de 90° con el antebrazo horizontal (en paralelo al suelo).

Se debe procurar mantener un eje o línea recta entre antebrazo, muñeca y mano.

Las manos no deben apoyarse sobre bordes agudos o filosos ni sobre superficies duras, por lo que todos bordes de todas las superficies y elementos deben ser redondeados.

Apoyo de pies

Aunque en la mayoría de los casos no será necesario, es posible la situación de tener un puesto de trabajo cuya altura de trabajo (mesa, cubierta, escritorio, etc.) es fija; así, para estar cómodo a esa altura usted debe subir su silla de modo que sus pies quedan colgando. En este caso deberá procurar un apoyo de pies que complete la al-tura que necesita para lograr un apoyo sólido y firme.

Se recomienda que su superficie tenga una inclinación que deje al tobillo en un ángulo de 90°, lo que se puede lograr dejando el apoyo con alrededor de 10 grados de elevación respecto de la horizontal.

Tapiz del cojín

Es conveniente contar con un tapiz de un tejido que permita el paso de humedad, evite el calor y sea fácil de mantener limpio. Generalmente se usa telas de algodón, aunque acumulan polvo y son mas difíclies de limpiar que otras opciones. El tevinil y demás telas sintéticas, en cambio, son fácil de limpiar, pero acumulan la humedad y pueden causar calor. Piense bien y elija la mejor alternativa para su caso particular.

Sillas de Oficina / mobiliario de oficina / muebles de oficina (II)     Fecha añadida: 16/11/2006
 

Sillas de oficina / sillones de dirección / sillas de madera / muebles de oficina / sofás / bancadas / mobiliario de hostelería / taburetes / sillas plegables, etc...

Ergonomía


La importancia de la elección de la silla - 1ª. Parte El Asiento

 
INTRODUCCION

En la actualidad el mundo laboral esta cambiando en forma constante, a un ritmo cada día más rápido, junto a estos cambios están surgiendo una gran cantidad de dolencias tales como dolores de muchos tipos lumbalgias, dosalgias, migrañas, etc., molestias generales y disconformidad en el cuerpo de las personas. Por tal razón cada año las empresas y las aseguradoras de riesgo en el trabajo (ART), deben pagar por ausentismos por enfermedades profesionales, tratamientos médicos, rehabilitaciones e indemnizaciones lo que insume cantidades considerables de dinero.
Los tratamientos no se realizan en personas que están generando una dolencia sino en personas que poseen una patología oseo-articular bien definida.
En el presente se están elaborando técnicas para prevenir los males citados, sobre la base de enfoques posturales. Ya que se comprendió la necesidad de mejorar el diseño (conformación) de puestos de trabajo con el objeto  de reducir los traumas músculo esquelético y oseo-articular.

NOTA:

Se define como conformación de un puesto de trabajo o toda aquella actividad destinada a diseñar un lugar en donde se desarrolle en el futuro una tarea laboral; comprendiendo a todos los elementos necesarios, espacio, iluminación, ventilación, herramientas, mesas, máquinas, sillas, etc..
Como reconformación se define a la actividad que consiste en analizar un puesto existente y corregirle los defectos para obtener mayor confort y rendimiento.
Para facilitar las definiciones y el planteo de los criterios de trabajo solo mencionaremos la palabra conformación al referirnos a dar forma o corregir un puesto de trabajo.
La conformación de un sistema laboral no es algo fácil de realizar, si para ello se tiene en cuenta todos los factores como los psiquicos-físicos  del ser humano, además de los mencionados.

Figura 1. Aspectos esenciales de la conformación del puesto de trabajo.

Para poder hacer la conformación con corrección se deberá encarar bajo varios puntos de vista en forma independiente, de manera que al ir haciendo el trabajo de conformación en forma secuencial se tendrá al finalizar, un lugar apto para desarrollar la tarea.

Analizando los aspectos esenciales del estudio del trabajo, se tiene lo siguiente:

a) conformación ergonómica del puesto de trabajo.
b) Conformación de movimiento (ver c).

  • Debido al continuo desarrollo técnico que llega hasta la automatización, el estudio del trabajo también debe dedicarse cada vez más a realizar:

c) Conformación organizativa del puesto de trabajo, estructuración del trabajo.
d) La conformación tecnológica y mecanización, así como:
e) La utilización de los medios del trabajo.

Los criterios de rentabilidad y aspectos humanos se hallan cabalmente considerados cuando se ha conformado un puesto de trabajo que garantice:

a) Una elevada producción cuantitativa, (reduciendo tiempo de tarea).   
b) Por lo menos una calidad suficiente, (sin errores).
c) Una solicitación razonable del hombre en el puesto.
d) Seguridad e higiene, (sanidad).

Estrechamente vinculada con la conformación del puesto de trabajo se halla al diseño y desarrollo de los medios de trabajo.

CONFORMACION ERGONOMICA DEL PUESTO DE TRABAJO

Al tener en cuenta la conformación ergonómica de un puesto de trabajo se considera simultáneamente la adaptación del trabajo al hombre.

La conformación ergonómica de un puesto de trabajo abarca varias áreas específicas las que se denotan en el siguiente gráfico (figura 2).

Figura 2. Areas especificas de la conformación ergonómica del puesto de trabajo.

2.1. CONFORMACION ANTROPOMETRICA DEL PUESTO DE TRABAJO

2.1.1. MEDIDAS DEL CUERPO HUMANO

La adaptación el puesto de trabajo al hombre requiere, ante todo, la consideración de las medidas del cuerpo humano en el dimensionamiento de los puestos de trabajo.
En particular en los puestos de trabajo en posición sedentaria (de sentado, o de pie, en forma estática), la biología mecánica analiza los efectos como consecuencia de la posición adoptada, los cuales pueden ser el resultado de la posición corporal, la posición de las manos, muñecas, codo y del campo visual.
El mantener una buena posición y una buena distribución geométrica respecto a los medio de elaboración, no da lugar a la generación de problemas físicos
A continuación se da una lista de control que resume las recomendaciones técnicas y los aspectos esenciales a tener en cuenta en la conformación antropometría de puestos de trabajo.

LISTA DE CONTROL PARA LA CONFORMACION ANTROPOMETRICA DE PUESTOS DE TRABAJO.

1- ¿Se puede alternar entre el trabajo de pie y sentado, para evitar solicitaciones unilaterales del cuerpo?
2- ¿Se ha tenido en cuenta una suficiente libertad de movimientos de las piernas considerando el espacio para las rodillas y los pies?
3- ¿Abarca la superficie de movimiento en el puesto de trabajo por lo menos 1,5 m2?
4- ¿ Tiene alguna parte un ancho menor a 1 m.?
5- ¿ Se tienen en cuenta los hábitos individuales (forma de trabajo, diestro o no)
6- ¿La altura de trabajo está determinada considerando las posiciones de trabajo en alternancia, (trabajo de pie y/o sentado), teniendo en cuenta la distancia visual, (ojo - elementos de trabajo) y los requerimientos de espacio para la libertad de movimiento de los brazos y manos?
7- ¿Se tiene en cuenta la tarea a desarrollar
8- ¿Fueron adaptadas las medidas externas alas medidas del usuario  más pequeño y las medidas internas a las del usuario más grande, 5 percentil y 95 percentil respectivamente?
9- ¿En la selección de la silla se tuvieron en cuenta la estabilidad de la misma, la posibilidad de regulación de la altura, la tenencia de amortiguación vertical, forma y tamaño?
10- ¿Se puede reducir el trabajo de sostenimiento mediante apoya brazos, fundamentalmente en las tareas de precisión?
11- ¿En trabajo de posición de pie o alternancia es necesario un apoya pies, considerando el tamaño de la superficie de apoyo, la inclinación entre 5 y 10 * y que sea antideslizante?
12- ¿Se logra a través de una correcta disposición y forma de los medios de trabajo y área de alcance antropométrico máximo, mediante un buen ordenamiento?

DISEÑO ANTROPOMÉTRICO DEL PUESTO DE TRABAJO

De acuerdo a lo antedicho, que es fundamental para la salud física del hombre en su puesto de trabajo, la correcta disposición del puesto de trabajo para ello hay que ver y analizar todos los elementos que entran en juego en la conformación, de un puesto de trabajo, (mesa, silla, herramientas, máquinas, etc.), de tal manera que no haya malas posturas, que acarreen dolores en la columna vertebral, articulaciones, músculos, etc., llevando con el tiempo a producir lesiones tales como; síndrome del túnel carpiano, tendonitis, tendosinovitis, etc..

CRITERIOS DE REGULACION

Como criterios fundamentales, de la adaptación de un puesto de trabajo a las personas que desarrollan sus actividades laborales en él, es el de regulación de las dimensiones condicionantes, según lo expresan las tablas antropométricas.
La necesidad de ajustar la altura de trabajo, obliga a ajustar la altura y posición de la silla en el puesto.
El ajuste no solo es importante porque las personas de distintas tallas puedan utilizar el mismo puesto de trabajo sin inconvenientes físicos, según las necesidades dadas por las diferentes tareas a desarrollar.
Pese a todo no es condición suficiente que el mobiliario sea ajustable, sino que también es necesario, que los usuarios sepan como se realiza el ajuste con el fin de optimizar el puesto de trabajo a su condición física.
Los ajusten tienen que ser fáciles de llevar a cabo y en lo posible desde la posición de trabajo.

DISPOSICION DEL PUESTO DE TRABAJO

Según llegue a ser necesario para la tarea tenemos que en una parte de los puestos de trabajo es necesario utilizar un apoya pies.
Las dimensiones de los diversos componentes de los puestos de trabajo deben estar dispuestos y ajustados de forma que cumplan con los siguientes objetivos necesarios para una postura de trabajo ergonómica aceptable:

1- Los pies deben estar siempre apoyados ya sea sobre el piso o una tarima.
2- Debe haber suficiente espacio entre las piernas, tanto en el plano horizontal como en el vertical, (sin dejar de tener en cuenta el lugar para la punta de los pies).
3- Debe brindarse un soporte adecuado para la espalda a través de la silla.
4- Los elementos de trabajo deben estar ubicados a una altura tal que permita una buena visión desde una posición confortable de la cabeza.
5- La altura de la mesa debe ser suficiente para evitar toda flexión importante de la muñeca durante el trabajo, (tanto para arriba como para abajo).
6- El elementos auxiliares es necesario que se situé en forma tal que minimice los movimientos del cuello.
7- siempre que sea necesario debe proveerse de soportes para las para facilitar  la tarea.

Figuras 3. Diseños ergonómicos básicos de un puesto de trabajo ante una PC.

Figuras 4. Posibilidades de ajuste de los diferentes elementos del puesto de trabajo ante una vídeo terminal.


CONFORMACION FISIOLOGICA DEL PUESTO DE TRABAJO

Según REFA, para la conformación ergonómica de puestos de trabajo, tiene especial importancia el conocimiento de datos fisiológicos tales como las fuerzas corporales que se pueden ejercer con trabajo muscular, o bien la carga y duración del trabajo a ejecutar. Esto teniendo en cuenta las distintas formas de carga muscular a las cuales puede estar sometida una persona, dinámica pesada, dinámica unilateral o estática, esta última como resultado de la tarea a desarrollar o como consecuencia de las posturas a las cuales se somete al individuo que ocupa el puesto de trabajo.

 Además, los factores condicionantes de tipo fisiológico son muy importantes para:

Evaluación de la carga continua tolerable.
Elección de la posición y postura corporal correcta.
Disposición estereométrica de mandos e indicadores.
lograr condiciones del medio ambiente tolerables.

El objetivo de la conformación fisiológica del puesto de trabajo consiste en adaptar la tecnología al método y las condiciones de trabajo al cuerpo humano y mejorar el grado de eficacia del trabajo humano.

Grado de eficiencia del trabajo humano

=

Resultado del trabajo

X

100 %

Solicitación


 

De acuerdo con esto, la conformación fisiológica del puesto estar tanto mejor lograda cuanto mayor sea el resultado de trabajo de un sistema laboral sometido al hombre a una carga y solicitación escasa. Esta exigencia cumple, sobre todo, mediante la intervención de grupos musculares fuertes sobre la base de evitar el trabajo muscular estático, analizando los movimientos y seleccionando dentro de las alternativas la dirección más adecuada para realizar el esfuerzo, también mediante el cambio o rotación de trabajo y dando tiempo de descanso adecuado a la tarea.
El grado de eficacia del trabajo humano también depende en especial de la posición y postura corporal que deba adoptar el hombre para realizar el trabajo.
Además como lo expusieron en su obra Sitzen Sie richtig Grandjean y Hünting tiene importancia por sus efectos, la presión arterial que posee el hombre en sus piernas si está de pie, sentado o acostado, debido que según la postura varía la presión hidrostática, en el caso de la posición de pie la presión a la altura de los pies es de 80 m.m. Hg. Mientras que a la altura de la parte superior de los muslos es de 40 m.m. de Hg.
Por otro lado se tiene que según varíe la condición (de la actividad) en estática o en dinámica (de pie propiamente dicho o caminando respectivamente), varían las consecuencias sobre la circulación sanguínea en las venas de las piernas, esto se puede apreciar en la figura 5.
La variación se debe a que la carga estática por estar parado requiere más volumen de sangre que la dinámica de caminar, debido al efecto de bomba adicional que producen los músculos al contraerse y distenderse sobre las arterias (facilitando la dilatación y contracción de las mismas para dar paso al torrente sanguíneo)
El estar mucho tiempo de pie como el caso de los vendedores trae problemas tales como:

En aumento del diámetro de las venas de las piernas (várices)
Hinchazón de los tejidos en los pies y piernas (edemas en los tobillos)
Inflamación de las venas de las piernas con formación de coágulos (trombosis)
Úlceras en la piel de las piernas y pies

En Alemania el Dr. Grandjean realizo estudios en vendedoras para determinar el tiempo que realizaban ciertas actividades durante el día, en turnos de 8 hs. 15 llegando al resultado de la figura 6.

De Pie Caminando

Figura 5. Volumen de sanguíneo transportado por las venas en distintas zonas de las piernas, según la condición de estar de pie o caminando (según Grandjean y Hüting)

Caminando 58 min

De pie 3 horas 55 min
De pie, apoyándose con el Codo en un mostrador 1 hora 30 min
Encorvado una hora 2 min.

Figura 6. Estudio sobre vendedoras trabajando, observando, el tiempo en que trabajan en diferentes posiciones. Se señalan los tiempos correspondientes (promedios) en el cual se permanece (sumatoria) en la jornada laboral

RECLAMOS
ENCUESTADOS
En %
N= 79 = 100%
Piernas y pies
Espalda
Dolor de cabeza
Aparato digestivo e hígado
Reuma artritis, neuralgia
Nervioso
Estado de ánimo
Riñón y vejiga
Otros
20
19
19
9
7
6
5
5
10

Figura 7. Reclamos de vendedoras en una encuesta de sus dolencias (las mismas trabajan la mayoría del tiempo de pie)


Si analizamos las consecuencias de las posturas sobre el sistema óseo-articular, nos vamos a encontrar con muchas consecuencias en el hombre. Para ello hay que analizar fundamentalmente lo que ocurre sobre la columna vertebral.

Para ello se debe observar las figuras 8, 9 y 10, de donde se aprecia la ubicación de diversos componentes de la columna vertebral, los cuales iremos citando en la medida que al avanzar en profundidad, los necesitemos para realizar los análisis.

Figura 8. Vista transversal de una vértebra, situación de la médula y raíces.

Figura 9. Vista lateral de un conjunto de dos vértebras y relación de las diferentes estructuras con la raíz nerviosa

Figura 10. Detalle del corte transversal de la médula espinal.

La mecánica de funcionamiento de la columna vertebral es compleja y delicada, si bien el raquis es sumamente resistente, este sufre daños acumulativos a través del tiempo, además del envejecimiento natural.

Las vértebras actúan como soporte los discos intervertebrales lo hacen como amortiguadores hidráulicos, estos son los que envejecen, sufriendo cambios degenerativos (están formados por más del 85% de agua la cual pierden en el transcurso del tiempo), disminuyendo la capacidad de absorber impactos y al perder agua disminuye su espesor, reduciendo el espacio intervertebral, (estrechamiento del espacio foraminal, lugar por donde emerge la raíz nerviosa a los costados de las vértebras), comprometiendo de esta manera la estructura nerviosa (como se señala en la figura 8) fundamentalmente las raíces y médula.

La constitución la podemos dividir en anillo fibroso y en el núcleo pulposo, el anillo fibroso, es en sí una estructura como su nombre lo indica, fibrosa con una disposición oblicua y alternada de las mismas, dando lugar a un compartimento inextensible, el cual contiene al núcleo pulpos.

El núcleo pulposo está formado por una sustancia gelatinosa, constituida por un 88% de agua, se comporta como un globo de agua de carnaval, colocado entre dos superficies planas. Permite los siguientes movimientos:

Como es sabido el disco 5L-1S es el más exigido (por razones mecánicas, este está entre una parte rígidas como lo son las vértebras sacras las que no tienen disco intervertebral al estar fusionadas entre sí, y una sumamente flexible como lo son las articulaciones de las vértebras lumbares), su comportamiento lo podemos asemejar al cable de un electrodoméstico el cual siempre se corta contra la carcaza del electrodoméstico como por ejemplo el cable de la plancha.

Una clara prueba de la existencia de carga sobre la columna vertebral es el hecho que el metabolismo humano cambia sobre la base de las exigencias del organismo el cual responde a los esfuerzos impuestos por la actividad que desarrolle, asociada a las posturas que esta le obligado a adoptar, no es más que el principio que indica que la carga a la que está sometida una persona es la suma de todas las diferentes cargas y de hecho una es la carga fisiológica la cual a su vez es la sumatoria de todas las cargas fisiológicas elementales. Podemos observar en la figura 11 que el metabolismo aumenta (en KJoules)según la posición del cuerpo, con respecto a estar acostado

Figura 11. Aumento porcentual del metabolismo con relación a la posición de acostado

En la figura 12 se puede observar las distintas cargas que recibe la columna vertebral en diferentes posturas del cuerpo.

Figura 12. Comparación de las cargas suponiendo 100% la carga sobre el disco intrevertebral L3 y L4, en distintas posturas (según Nachemson, extraído de REFA)

El aumento del metabolismo de una persona al estar sentado con respecto a estar de pie, se contradice a primafacie con la intuición, el hecho es que como se observa en la figura 13, al adoptar una posición sedante las curvaturas normales de la espalda se modifican, la pelvis rota hacia a atrás acompañando a los fémures que se elevan, como consecuencia de esto la columna vertebral tiende a enderezarse, perdiendo la curva lordótica normal.

Se tiene entonces que por causa de la rotación los propios músculos isquiotibiales que traccionan con causa de la flexión del muslo transmiten dicha fuerza hasta las tuberosidades isquiáticas, dando lugar a la mencionada rotación de la pelvis.

Figura 13. Giro de la pelvis al estar sentado (izquierda), con respecto a la posición de pie (derecha), (se esquematiza el giro de la pelvis y la eliminación de la lordosis lumbar )

Si se hace una comparación entre una persona sentada correctamente y una relajada (ver figura 14), a través de una medición de la actividad eléctrica de los músculos de la espalda se observará una enorme diferencia de los esfuerzos realizados.

Figura 14. Representación comparativa de la actividad eléctrica de los músculos de la espalda en la posición de sentado, a la izquierda correctamente erguido a la derecha con el cuerpo relajado (Según Lundervol)

En la medida que se avance en el diseño de los elementos que componen una silla, o asiento retomaremos este aspecto de estudio fisiológico.

LISTADO DE CONTROL PARA LA CONFORMACIÓN FISIOLÓGICA DEL PUESTO DE TRABAJO

a) Trabajo Muscular

  • ¿Tiene el trabajador una elevada carga muscular?
  • ¿Qué intervienen, músculos grandes, músculos pequeños o grupos musculares?
  • ¿La solicitación muscular es estática o dinámica?
  • ¿A que parte del cuerpo afecta:
  • Los brazos
  • Las piernas
  • El cuello
  • El tronco
  • Pequeños músculos de las manos y los dedos?
  • ¿Se produce trabajo muscular estático por tener que sostener algún elemento, o por postura corporal?
  • ¿Es tal la postura del cuerpo al trabajar que los músculos pueden absorber la carga correctamente?
  • ¿Está involucrado en el proceso de trabajo un cambio favorable entre el período de actividad y el de descanso, como también entre las fases de trabajo estático y dinámico, considerando el cansancio laboral?
  • ¿Se realiza la tarea en posición sedante, parado o en movimiento, son necesarios o posibles cambios de postura del cuerpo?
  • ¿Involucra el trabajo solicitaciones pico?
  • ¿Cuál es su frecuencia y cuál su duración?
  • ¿Se puede reducir la solicitación por cambio de técnicas?
  • ¿Es necesario mover cargas?
  • ¿Hay obstáculos en el entorno?

Sobre la base de lo anterior sea factible:

  • Se puede evitar una solicitación elevada de la persona evitando posturas anormales del cuerpo.
  • Trabajar agachado
  • Trabajar encorvado
  • Trabajar torcido
  • ¿Se puede evitar una solicitación muscular unilateral producida por:
  • Movimientos repetitivos
  • O Posturas rígidas
  • ¿Se puede disminuir o evitar el trabajo muscular estático o posturas con dispositivos adecuados (apoya pies, apoya brazos, apoya muñecas?

RECOMENDACIONES

  • Si hay cargas isométricas hay que prever pausas
  • Se debe procurar usar la mayor cantidad de músculos
  • La disposición de las extremidades debe ser óptima
  • Se debe realizar los esfuerzos en la dirección óptima
  • Reducir los componentes estáticos del trabajo, como ser tiempos de recuperación necesarios en el caso de trabajo dinámico y actividades estáticas

 

Intensidad del trabajo en % del límite de potencia continua

Tiempo de trabajo (min)

Tiempo necesario de recuperación

Trabajo                        Actividad

Dinámico                       estática

(en % del tiempo de trabajo)

110

3
5

9
10

12
23

120

3
5

23
25

35
69

130

3
5

40
45

97
197

 

Figura 15. (Rohmert, 1974)

A lo anterior podemos agregar las exigencias que se suman en la carga laboral como consecuencia de polvos, humedad y temperatura, ruido y vibraciones.

CONFORMACION PSICOLÓGICA DEL PUESTO DE TRABAJO

La conformación psicológica de los puestos de trabajo es poco analizada, de hacerlo correctamente habría que estudiar el entorno los comportamientos del ser humano, las presiones en el trabajo por acción de la organización (empresa) y por las del grupo humano (compañeros) en los aspectos de competitividad, sociabilidad, etc., pero en nuestro caso al enfocar al medio nos limitaremos a los aspectos asociados a la estética y el confort que esta permite, en lo referido a formas color, texturas, etc.
De hecho el objetivo de la conformación psicológica del puesto de trabajo consiste en crear un ambiente agradable para el trabajador, que lo estimule en todo momento como por ejemplo en los trabajos monótonos.
Existe una gran variedad de medidas que se pueden tomar para la conformación psicológica del trabajo, como ser la conformación cromática de los medios de trabajo, el local, como colocar plantas u otro elemento decorativo, y según se pueda hacer uso de la música funcional.
El color en el puesto de trabajo tiene dos funciones:

1- Es útil para un mejor reconocimiento (contraste) de medios de trabajo, partes de equipos, superficies del lugar, muebles, etc. y da información (como ser los colores internacionales de señalamiento de seguridad).
2- La percepción de colores por la vista da lugar a efectos físicos y psíquicos que son de importancia para disposición del hombre a la actividad y con ello al rendimiento.

En la figura 16 se indican los efectos de los colores en el ser humano

Color

Efectos de distancia

Efectos de temperatura

Efecto psíquico

Azul

Lejanía

Frío

Tranquilizante

Verde

Lejanía

Muy frío hasta neutro

Muy tranquilizante

Rojo

Cercanía

Calor

Muy perturbante e inquietante

Naranja

Muy cercano

Mucho calor

Estimulante

Marrón

Muy cerca estrechez

Neutro

Estimulante

Amarillo

Cerca

Mucho calor

Estimulante

Violeta

Muy cerca

Frío

Agresivo inquietante desalentador

Figura 16. Efectos psicológicos de los colores (según Grandjean, 1979).

Antes de efectuar la adquisición de mobiliario se debe pensar en la conformación cromática  del recito, no en cuanto a la estética sino en el efecto sobre el hombre

CONFORMACION TECNICO INFORMATIVA

En lo que hace a nuestro tema, el análisis técnico informativo no es tomado en cuenta dado que el asiento no es medio de comunicación.

CONFORMACION DE SEGURIDAD INDUSTRIAL

En este caso el análisis de la conformación de seguridad reporta importancia en lo referido a la estabilidad y a la precaución de no dejar elementos que pueda ocasionar daño (cortes, golpes), al usuario del puesto de trabajo.

En lo referido a las sillas están las normas IRAM las cuales establecen requisitos mínimos tales como:

  • Norma IRAM 28010 resistencia para taburetes y sillas
  • Norma IRAM 28012 ensayos de estabilidad para sillas
  • Norma IRAM 28034 ensayos de estabilidad sillas báculantes y mecedoras.

CONFORMACION DEL MEDIO

 

Figura 17 Pasos a seguir en el aspecto de la conformación de elementos manuales en medios de trabajo. (Según Bullinger/Solf).

 

Medio de trabajo (o elaboración), son medios utilizados para ejecutar trabajos, accionados por el usuario con sus manos, por ejemplo teclados, fotocopiadoras, etc.

La conformación antropométrica de medios de trabajo no puede ser considerada independientemente de las medidas de conformación en un puesto de trabajo. Las principales magnitudes condicionantes están representadas en el esquema de la figura anterior.

 

LISTADO DE CONTROL PARA MEDIOS DE TRABAJO ACCIONADOS MANUALMENTE

 

1- ¿Obliga la disposición y / o conformación de los medios de trabajo a posiciones y / o posturas inadecuadas del cuerpo en el sentido de solicitaciones unilaterales evitables?

2- ¿Se corresponde la postura y la posición del cuerpo con los requerimientos de la tarea laboral, en cuanto a la fuerza y precisión exigidas?

3- ¿Fueron consideradas las limitaciones de los movimientos debido a la implementación del asir de contacto del objeto de trabajo, (teclado)?

4- ¿Coinciden los ejes funcionales (de los movimientos, fuerzas, momentos torsores), con las condiciones anatómicas recomendadas?

5- ¿Quedan en posición normal las muñecas al asir el medio de trabajo?

6- ¿Concuerda la forma de asir el medio de trabajo con la resistencia a vencer?, esto también se toma en cuenta para las falanges actuantes.

7- ¿Concuerda la forma de asir con el diseño del elemento manual?

8- ¿Fueron previstos dispositivos de seguridad contra el resbalamiento y suficiente espacio libre para los dedos en la conformación de los medios de trabajo?

9- ¿Al establecer las dimensiones se tuvieron en cuenta la dispersión en los tamaños de las manos?

10-¿Teniendo en cuenta la posibilidad de limpieza, el coeficiente de fricción de las manos, la conductibilidad térmica y eléctrica fue analizado el material de los elementos manuales? 

LA MESA

Para una correcta adecuación de la altura de trabajo a personas de distinta talla, de forma tal que éstas puedan mantener una correcta postura corporal durante su labor, existen dos posibilidades de regulación, una mediante mesas de altura regulable, (mesas regulables) y mesas de altura fija, (mesas fijas).

 Nota:

La elección de la altura de trabajo, impondrá la altura de la mesa y con ello la altura del asiento. Esto indicará el uso o no de apoya pies, apoya brazos, la silla adecuada, en vista a obligar a mantener una postura adecuada para producir el menor cansancio posible y no afectar el sistema musculo-esquelético, (es decir de preservarlo de lesiones que lleven a la generación de enfermedades profesionales). 

MESA REGULABLE

 Este tipo de mesa permite una regulación a distintas alturas de trabajo, se utilizan muy poco salvo en tareas referidas al diseño o trabajo con vídeo terminales.

Figura 18

MESA FIJA

 En este caso la mesa tiene la altura adecuada para la persona más alta, (95 percentil).

Mediante la utilización de una silla regulable y apoya pies también regulable, cualquier persona independientemente de su talla, pueda trabajar cómodamente, adecuando las alturas a su tamaño.

Con respecto a cual de las dos alternativas es mejor, la decisión dependerá de la evaluación técnica que se realice en el momento de la elección de la misma. Ergonomicamente las dos alternativas son validas, lo que hace decidir la elección es en muchos casos los aspectos estéticos, o de la confiabilidad de los elementos de regulación.

Figura 19 Regulación con mesa fija


LA SILLA

Si se desea seleccionar una silla para un puesto de trabajo determinado, en primer lugar se analizan los criterios de economía y calidad, el valor o la estética de la silla no indican que esta sea la más adecuada

La selección de la silla es de fundamental importancia para evitar enfermedades.

El sentarse debe ser estudiado desde el punto de vista de la posición con que se ubica el hombre en el puesto de trabajo en estudio, partiendo que a través de la estructura ósea del ser humano se hace la descarga del peso del cuerpo y no por los músculos; lo que es cierto es que los huesos descargan el peso sobre las nalgas al sentarse, o una combinación de estas con otros músculos. En la figura 20 se ve la forma por la cual el tronco del cuerpo humano hace la descarga del peso sobre una superficie al estar sentado, observe que la transmisión del peso se efectúa a través de las tuberosidades isquiales (aproximadamente el 75%).

Figura 21. Descarga del peso del tronco en posición sedante a través del conjunto óseo.

Figura N* 22. Líneas de igual presión ejercida por el cuerpo al estar sentado sobre una superficie lisa.

 

En la figura 22, nos muestra la distribución de las presiones al sentarse, sobre una superficie plana y rígida, dichas presiones son consecuencia de la acción de las tuberosidades isquiáticas (compare observando las figuras 21 y 22). Si la persona se sienta en un lugar que le permite descansar los muslos, la carga variará con respecto a la figura 22, siendo esta más alargada hacia arriba (en dirección a las rodillas)

60 - 70 %
Los muslos y las nalgas
40 - 50 %
Solo las nalgas
70 - 75 %
Solo las tuberosidades isquiáles

Figura 23. Variaciones en la distribución del peso soportado por las nalgas en relación con la altura del asiento y la postura

Figura 24. Comparación de la forma de los asientos y su efecto sobre las nalgas

 

Akerblon dice, "todos los diseñadores de sillas han supuesto que los músculos deban descansar firmemente sobre el asiento, para repartir de la mejor manera posible el área de soporte del peso, distribuyendo así la presión ejercida por la parte superior del cuerpo".

"Los tejidos blandos como los músculos no pueden, evidentemente, ofrecer tal apoyo y la única parte de los muslos que podría cumplir esa función es el hueso interior de la pierna".

En esa posición se comprimirán los tejidos y además de algunas consecuencias dañinas para los músculos y los nervios.

En la figura 22. Se observa el efecto producido por un apoyo recto y rígido en las nalgas, al sentarse sobre él, comparándolo con un almohadón diseñado respetando la antropometría y además siendo acolchado.

Algunas investigaciones efectuadas por Herber en el Wright Air Center en relación con asientos normales y el peso de las nalgas, lo llevaron a concluir con la carga que debe soportar un asiento cuya parte de mayor esfuerzo es la correspondiente a las tuberosidades, pueden llegar hasta los 4,5 Kg/cm2 pudiendo llegar a ser mayor, por otro lado en el manual de ergonomía de MAPFRE se cita "en la posición sedante el 75 % aproximadamente del peso se transmite a través de las tuberosidades isquiáticas hasta el asiento". "Las presiones alcanzadas son de unos 6-7 kg/cm2 al nivel de esta zona y de 2-4 Kg/cm2 en la superficie de la piel"

De acuerdo a la altura del asiento se tendrá al sentarse diferentes posiciones, (ver figura 23), si la altura es mayor o igual a la altura de la pantorrilla a la planta del pie, en el asiento se apoyan las nalgas y los muslos, si esta fuera menor solo las nalgas y si este fuera extremadamente bajo solo apoyan las tuberosidades isquiales, protuberancia del hueso de la cadera.

Otro elemento importante en la magnitud de la presión a la que están sometidas las nalgas es la forma de la superficie de apoyo, que como se ve en la figura 24 una superficie plana brinda menos contacto muscular para el intercambio de carga mientras que una superficie curva (anatómica) permite una mayor superficie de contacto y al contener la masa muscular impide la deformación haciendo que exista mayor espesor (más fibras), traumatizando menos al músculo, lo que hace que el cuerpo descanse más.

También se puede analizar como se observa en la figura 25 que el ángulo que guarda la espalda con respecto a los muslos modifica el esfuerzo que hacen los discos intrervertebrales, en nuestro caso mediante el estudio de la electroactividad (EMG) de los músculos de la columna vertebral a la altura de la vértebra torácica 8. Se toma como referencia "0" a la posición de la columna vertebral a 90° con respecto a las piernas, el valor 0,5 Mpa es cerca de 5 Kp/cm2

 

Disco intervertebral L3-L4
EMG actividad aproximadamente en la Vertebra torácica 8

Mpa=10,2 kp/cm2 L3-L4 = vertebras Lumbares

 

Figura 25. Carga sobre la espalda en función al ángulo que esta tome al estar la persona sentada (según Nachemson y Andersson)

 

En la figura 26 su muestra un estudio realizado por Nemecek y Grandjean, el cual consistió en una encuesta realizada a controladores que trabajan sentados sobre la disconformidad corporal, la opinión de trabajadoras textiles y personas sentadas sobre bancos de madera, en este estudio se señalan los descontentos relativos de la opinión dada por los encuestados, en distintas partes del cuerpo, manos, brazos, cuello, espalda piernas y pies.

 

En la cabeza 14 %

 

En el cuello y hombros 24%

 

 

En la espalda 57 %

 

En las nalgas 16 %

En los muslos 19 %

 

 

En las piernas y pies 29 %

Figura 26. Disconformidad del asiento en distintas partes del cuerpo según Nemecek y Grandjean (70 m.m. indica máxima disconformidad).

 

En la figura 27 se muestra un estudio de Gradjean y Burandt donde denotan el resultado de una encuesta de los malestares que siente un grupo de trabajadores según la forma de sentarse.

Esto tiene gran importancia porque demuestra que no solo es importante en un puesto de trabajo el diseño del asiento con que cuenta sino también la forma de la postura con que se ubica la persona que ocupa el puesto de trabajo.

 

Nota:

Para sentarse correctamente se deberá tener en cuenta la posición de la cabeza que deberá adoptarse, sobre la base del ángulo visual necesario el efectuar la tarea, procurando no efectuar grandes flexiones del cuello. Debiendo tener en cuenta que un ángulo de la línea de 15° por debajo de la horizontal, no reviste carga pudiendo la persona trabajar sin problemas durante períodos de tiempo largos con visualización constante, de los 15° hasta los 45° requiere a medida que aumenta más esfuerzo, por lo tanto variará en forma inversamente proporcional el tiempo de trabajo sin descanso.

Además la visualización por encima de la línea horizontal produce un rápido cansancio en los músculos de los hombros y el cuello.

 

 

Cuello

Mano izquierda Brazo izquierdo

Espalda

Brazo derecho

Mano derecha

Piernas

Pies

Figura 27. Partes del cuerpo comprometidas (con molestias) según la forma de sentarse (Grandjeam y Burant)

 

Otro trabajo de Grandjean esta vez con Huting se muestra en la figura 28 donde muestra sobre una estadística de observaciones hechas sobre un grupo de empleados las posturas que estos adquieren al sentarse

Figura 28. Posturas que adoptan los trabajadores (sobre un estudio efectuado a 378 trabajadores) en forma porcentual (estudio de Grandjean y Huting).

 

Pero junto con las molestias como consecuencia de las posturas, se detectan los problemas asociados a lo ante dicho, con respecto a la variación de la presión interdiscal como se observa en la figura 29, en ella Anderson da valores de referencia según la postura adoptada por la persona al sentarse

 

 

 

Figura 29. Presión discal medida durante la simulación de diferentes trabajos efectuados en sentado en una oficina (Anderson y otros 1974)

 

Otro elemento asociado a los malestares también tratado anteriormente son los efectos directos sobre los músculos, como ser los de los hombros en la actividad de tipeo, esto se puede apreciar en la figura 30 donde se ve a través de electromiogramas la actividad de los músculos, según la variación de la altura del asiento.

 

A- Altura óptima

B- Asiento demasiado bajo. (para compensar la altura la persona debe elevar la altura de los hombros)

C- Asiento demasiado alto. (Para compensar la persona debe realizar la abducción de los brazos)

Figura 30. Electromiograma de la actividad de los músculos del hombro (según Haber, 1982)

 

Si por alguna razón se modifica el puesto se modifica algún elemento con el cual fue hecha la medición (teclado, ángulo de la superficie de la mesa, etc.), los valores alcanzados también varían.

Sobre la base de lo expuesto Grandjean y otros, determinaron dos perfiles de asientos uno para usos múltiples y el otro para descanso

Figura 31. Perfiles de asientos, para uso múltiple a la izquierda y para descanso a la derecha entre ambas hay un contenido subjetivo del confort humano (del usuario) (según Grandjean y otros)

 

Para poder considerar en forma profunda la silla, esta se deberá estudiar dividida en varias partes; las cuales serán:

 

1- Base
2- Columna.
3- Conjunto superior.

 

NOTA:

 

Es muy importante aclarar el sentido que se dará al diseño de los componentes de la silla a partir de esta nota.

En el mercado local (Argentino) existe un número muy grande de sillas importadas y nacionales, “llamadas ergonómicas”, que cumplen con todas las premisas que podamos exigir de una silla, en función a criterios antropométricos, fisiológicos, estéticos mecánicos, etc., dichas sillas como la de la figura 32, poseen un alto costo, lo que las hacen inalcanzable para el común denominador de las personas y/o empresas, por ello nos vamos a limitar a dar las pautas para la adquisición de sillas fabricadas en el país o importadas de un costo accesible.

Como aclaración la silla de la figura 32. posee todas las exigencias en cuanto a regulación que podamos darle a una silla, altura del asiento, altura y posición de los apoya brazos, capacidad basculante cambio de ángulo del respaldo, además tiene cinco patas con roletes, amortiguación, tanto el respaldo como el asiento son del tipo esterilla, (calados que permiten el pasaje del aire, el calor y la humedad del cuerpo, además de ser elásticos).

Es estéticamente agradable y mecánicamente muy fuerte que hace difícil el poder hacerle daño.

Lamentablemente pese a sus grandes virtudes el costo como se señaló la hace inalcanzable.

 

 

Figura 32 Silla diseñada con criterio ergonómico

Sillas de oficina / mobiliario de oficina / muebles de oficina (III)     Fecha añadida: 16/11/2006
 

Sillas de oficina / sillones de dirección / sillas de madera / muebles de oficina / sofás / bancadas / mobiliario de hostelería / taburetes / sillas plegables, etc...

La importancia de la elección de la silla - 2ª Parte El Asiento


BASE ( PATAS)

Las base de las sillas es un elemento fundamental y aquí aparece el fantasma de la estética y el diseño, ¿cuál es la base correcta?, lo importante desde el punto de vista funcional está dado en la estabilidad que da esta mas allá de la belleza que posea, una silla puede ser de estilo, frailera, Luis XV, toné, etc. pero esta no la hace cómoda o estable.

Cuando una silla tiene una pata como la del tambero, para esta tarea es práctica, pero no para otra labor, desde luego es totalmente inestable, al levantarse uno esta se cae (por ello el tambero la lleva atada a él) y si uno no tiene cuidado al estar sentado en ella, puede perder el equilibrio y caer.

No hay sillas de dos patas pero si de tres, estas si bien se mantiene paradas tampoco son muy estables, una de cuatro patas ya la podemos definir estable, pero si hay que moverla, correrla, como se hace siempre en las oficinas, si las ruedas no están bien o la alfombra tiene mucha mordiente o está rota, al engancharse yendo para atrás, la persona que está sobre ella se cae, simplemente por estar la espalda (respaldo) prácticamente a pico con las patas traseras y al inclinarse ligeramente para atrás el centro de gravedad del cuerpo queda fuera de la base demarcada por las cuatro patas permitiendo de esta forma que la persona caiga de espalda.

Si en lugar de cuatro patas (que inscriben un cuadrado), se colocan cinco, distribuidas en forma equidistante en forma radial (que inscribirán un pentágono), que siempre están unidas en una plataforma, como la mayoría de las sillas de oficina, por más que giren, siempre queda una atrás lo que hace que no ocurra lo anterior, con este razonamiento podemos agregar otra pata (inscribiendo un hexágono) y con seis patas se supone y es así, que aumenta la estabilidad, la figura inscripta está más próxima al círculo, pues este aumento hace que siempre una o más queden atrás, pero por simetría también quedan a delante, con lo que molestan a los pies, como vemos no conviene más de cinco distribuidas en forma equidistante en forma radial.

La base de las patas nos da alternativas ante el uso de ruedas o regatones, para analizar esta alternativa hay que estudiar si la persona se sienta y levanta en forma repetitiva, si es así, se recomienda que las patas tengan ruedas, en puestos de trabajo donde la persona realice esfuerzos se recomienda que las patas posean regatones, para impedir que por el esfuerzo la persona salga despedida hacia atrás, (ver figura 33).

Figura 33. Silla con ruedas, pistón alto y apoya pies

La base debe tener para ser estable un diámetro de 400 m.m. como mínimo y para no entorpecer el movimiento de los pies un máximo de 45 m.m. según Grandjean

Figura 34. Base óptima para silla.

COLUMNA (ALZADA)

La columna de alzada es la que da la altura de la silla y con ello la característica de silla para puestos estrictamente sedantes, o puestos para actividad en alternancia (de pie o sentado, manteniendo la misma superficie de trabajo), es decir tener la longitud según corresponda para tareas en posición sentada o en posición de pie o en alternancia.

Debe tener regulación en altura de tal manera de permitir la adecuación en el puesto de trabajo, tanto a personas correspondientes al 5 percentil como a las correspondientes al 95 percentil.

Además es aconsejable que tenga amortiguamiento para evitar la rigidez en la silla.

En la actualidad se utilizan con mayor frecuencia la regulación por medio de pistones de gas, que además le brinda amortiguamiento, que puede o no ser aumentado con la ayuda de resortes.

Figura 35 Ejemplo de regulación de altura de la silla por medio del pistón neumático

Para lograr posiciones adecuadas y no caer en los problemas planteados en el punto 4. Se debe plantear las posiciones que han de tomar los brazos, antebrazos y muñecas (dependientes de cada tarea en particular), la posición que normalmente se debe adoptar consiste en conservar los sí datos:

  • Ángulo brazo-antebrazo 85°-90°
  • Abducción de brazos 15°-20°
  • Flexión anterior de los brazos < 25°
  • Muslos en posición horizontal
  • Ángulo muslo-pierna 90° o ligeramente superior (ver figura 36)

Figura 36

Figura 37. Ejemplo de un trabajo con posición alternada (sedante y de pie).

Nota:

La altura ideal del asiento con respecto a la superficie del suelo es la determinada por la altura poplítea, (para la regulación de la silla debe comprender el 5 percentil de la mujer y el 95 percentil del hombre)

CONJUNTO SUPERIOR

Definimos como conjunto superior a los elementos formados por:

  • Asiento propiamente dicho (almohadón).
  • Respaldo (espaldar)
  • Apoya brazos, y
  • Apoya pies.
  • Sistema basculante

Este conjunto se trata como una unidad y a parte dada la interrelación directa que existe entre uno y otro componente

ASIENTO (ALMOHADON)

La selección del almohadón en un asiento es de vital importancia para brindar la comodidad que el usuario, necesita, para ello se darán las características más salientes que debe poseer el mismo para satisfacer los requerimientos.

1- Debe poseer una forma anatómica que respete la las medidas y formas antropómetricas de las personas que lo utilizaran

Nota:

La profundidad ideal del almohadón del asiento para una persona es aquella que es ligeramente inferior a su longitud poplítea nalga, dado que si la profundidad es mayor, el labio del borde anterior como se aprecia en la figura 38 y 39.

Si el labio anterior presiona sobre la zona poplítea comprime las venas y arterias (que pasan por la parte posterior de la pierna y muslo), interrumpiendo la circulación sanguínea, además de dar una sensación muy molesta, si para evitar esto el usuario se desplaza hacia delante, la espalda se retira del respaldo, quedando sin apoyo

Figura 38. Presión sobre la zona poplítea

Figura 39. Profundidad del almohadón del asiento

2- Ser antideslizante, bajo ningún punto de vista el almohadón debe ser resbaladizo dado que da la sensación de inestabilidad.

3- Poseer una cobertura que permita el intercambio de calor.

En la ergonomía tradicional se pide que esta sea de una tela de algodón, o un material equivalente, cuerina perforada como una alternativa más, pero en la actualidad se dejó de lado este tipo de cobertura dado que junto con la transpiración deja pasar al interior del almohadón suciedad, micro organismos e insectos, (pulgas, pediculosis, etc.), que se depositarían en el elemento mórbido. Por ello se utilizan telas impermeables o impermeabilizadas que impidan este inconveniente, sin dejar de lado los factores de estima, color, calidez, forma, textura, etc.;

En oficinas y lugares limpios se utilizan telas de trama, en cambio en áreas sucias o acéticas, esterilizadas, estas son de vinilo, para facilitar el aseo, de todos modos todas deben ser lavables.

4- El almohadón debe ser acolchado, anteriormente se las solicitaba de un elemento mórbido de alvéolo abierto para permitir la circulación del aire, pero en el presente al ser las coberturas impermeables esto no es necesario.

5- Al ser la superficie del almohadón impermeable este debe tener canales de ventilación de tal manera que permita salir el calor y humedad de las nalgas y de los genitales, dichos canales no deben coincidir con la ubicación de las protuberancias isquiales.

6- Bajo ningún pretexto se aceptará un almohadón que su tela este pegada con cemento de contacto u otro elemento que migre y/o tenga como este características cancerígenas, por los componentes químicos que lo constituyen.

Figura 40. Almohadón tipo de un asiento moderno

RESPALDO

El respaldo al igual que el almohadón es de vital importancia en la selección de las sillas o asientos. El objetivo de este es dar a la espalda un soporte adecuado para descargar su peso

1- En la ergonomía clásica se solicitaba que el mismo se regule en forma angular y vertical, para que el usuario regule según sus necesidades de comodidad, en la actualidad esto está cuestionado, dado que el usuario hace la regulación sin hacer caso a sus propias patologías y actúa por efecto de inercia haciendo la ubicación sin efectuar las correcciones que su columna vertebral necesita. En la figura 41 se observa la columna vertebral.

Siendo la finalidad del respaldo un adecuado acople con la espalda, por ello y con la finalidad de confeccionar un respaldo adecuado (más allá de los establecido en la figura 31), en la actualidad se tiende a hacer el respaldo con la forma correcta de la columna vertebral teniendo en las distintas tipos de raquis, ver figura 42. en donde se ve la tipología raquídea según H. Rouviére y A. Delmas . Y procurando que no impida el cambio de posición del cuerpo y la movilidad de este.

Se sabe que en posición vertical la línea de gravedad del cuerpo desciende desde el centro de gravedad de la cabeza, situado un poco detrás de la silla turca, hasta el vértice de la bóveda plantar.

En las personas con curvas poco acentuadas (lordosis y sifosis), la línea de gravedad sigue a lo largo de las caras anteriores de C6-C7 y de L3-L4; en otros individuos cuyas curvaturas vertebrales son más acentuadas, la línea pasa muy por delante de la concavidad dorsal anterior y por detrás de los cuerpos vertebrales lumbares.

La morfología general de las personas se comprende entre estos dos tipos raquideos extremos. Además ver figuras 43 y 44.

Figura 41 Columna vertebral

A
B

Tipología raquídea

A.- Curvaturas acentuadas. B.- Curvaturas poco manifiestas

Figura 42 Distintas raquis según H. Rouviére

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Figura 43 Radiografía del raquis y del sacro, proyección lateral ( H. Rouviére)

Figura 44 Radiografía del raquis y del sacro, vista frontal ( H. Rouviére)

2- El elemento de unión con el cuerpo de la silla debe ser elástico

Figura 45. Regulación

3- La cobertura tiene igual problemática que en el almohadón

4- El elemento mórbido debe ser más elástico, (blando) que en el asiento por que el peso que soporta es menor. En la figura 46. se muestra la distribución de la carga transferida por la espalda al respaldo, según su tamaño, (de protección solo lumbar, lumbar y dorsal y por última lumdar-dorsal-cervical).

Tipo de respaldo: Lumbar
Lumbar-Dorsal
Lumbar-Dorsal Cervical

Figura 46 Descarga de la espalda según el tipo de respaldo

5- Puede ser basculante, (por selección), para permitir descansar en los intervalos de trabajo, al llevarlo para atrás, (preferentemente en forma conjunta con el almohadón).

La finalidad es la de poder cambiar de posición tirándose hacia atrás para descansar

ver figura 47

Figura 47. Forma de vascular, según la Norma DIN 4551, a la derecha silla registrable (orientable), para empleados, a la izquierda silla con basculante

6- El ángulo del respaldo con respecto al almohadón varía según la tarea, para labores en las que el usuario trabaja inclinado hacia adelante, (por ejemplo, trabajos en P.C., máquinas con teclado, llenado de formularios, etc.), el respaldo va con respecto a la horizontal a 90°, en tareas generales va de 93 a 97°, en algunos casos requiere más como ser en control de monitores de seguridad. Hay quienes llegan a aconsejar hasta 83°

7- También el alto del respaldo varía con respecto a los requerimientos de la tarea, para labores que se trabaja con gran movimiento de los brazos, (por ejemplo en cajas de supermercados, en expendedores de pasajes y boletos, líneas de control y/o montaje, etc.), el respaldo debe ser bajo con solo protección lumbar, (ver figura 48.); en el caso de tareas generales el respaldo debe tomar la zona lumbar y dorsal, pero en el caso de trabajos frente a tableros de control, o paneles de vigilancia u otra tarea donde el hombre deba estar con la cabeza levantada, es decir con los la visión por encima de la horizontal, el respaldo debe proteger la espalda por completo, (zonas lumbar, dorsal y cervical), ver figura 49.

Figura 48 Sillas de cajera de supermercado izquierda y de recepcionista derecha

Figura 49. Silla de protección total

Figura 50. Sillas tipo oficina (multi uso)

La norma DIN 4551 establece pautas para el diseño de sillas en la figura 51 se observa alguna de ellas, donde se ve claramente el radio de 400-500 m.m. propuesto para obtener un respaldo envolvente.

Figura 51. Conjunto superior (medidas en cm)

APOYA BRAZOS

Los apoya brazos deben ser utilizados estrictamente cuando sea necesario, pues en muchos casos impiden salir con libertad de la silla, golpean en los cajones y bordes de los muebles.

Además debe reunir el requisito de ser acolchados, anteriormente se los pedía del mismo material que el respaldo pero tiene los mismos problemas, se ensucian, admiten microorganismos, etc. por lo que se los hace ahora del mismo material que reemplaza al de los respaldos o en los mejores casos de poliuretano inyectado con terminación tipo cuero, (gofrado), que es mórbido y agradable a la mano, (con el se hacen por ejemplo los volantes de los automóviles), material que es a su vez resistente a los cortes y desgastes y no daña al mobiliario. Ver figuras 48, 49 y 50.

Otra alternativa es hacerlos de la misma forma que se describió para el almohadón

APOYA PIES

El apoya pies debe estar fijo al asiento de la silla debajo del almohadón, dado que en la actualidad la mayoría de las sillas son giratorias y al rotar estas el apoya pies acompañas al conjunto; en el caso que el apoya pies se encuentre fijo a la base al girar el asiento los pies quedan fijos obligando al hombre a rotar sobre su columna en las 5 y 4 vértebra lumbar, generando una situación que con el tiempo, la frecuencia, el ángulo de giro y les eventuales esfuerzos puede dar lugar a la ruptura de la cápsula de la articulación la que a su ves permitiría salir a la sustancia pulpos generando de esta forma una hernia de disco.

En el caso de trabajar con una silla sin apoya pies integrado y se desee utilizar uno como complemento este tendrá que reunir las siguientes características:

1- debe ser regulable en altura hasta 250 m.m. para sillas de posición estrictamente de sentado, (por ejemplo tareas en escritorio). El apoya pies debe permitir además regularse en ángulo para permitir compensar la inclinación de los pies hacia delante como consecuencia de estirar las piernas (para mantener un ángulo próximo a los 90° de los pies con respecto a las piernas para permitir una buena circulación de la sangre) y fundamentalmente para compensar el ángulo negativo de los pies, que obliga a las mujeres cuando usan tacos altos.

2- Las dimensiones deben ser como mínimo 450 m.m. de ancho y 350 m.m. de largo.

3- Debe tener superficie antideslizante.

4- La inclinación con respecto a la horizontal debe ser regulada entre los 5 y 15 ° o más.

5- Debe tener cierta adherencia al piso para evitar su deslizamiento.

Es muy aconsejable que en el caso de sillas altas con roletes, (para posición en alternancia de pie-sentado), no utilizar apoya pies separado del asiento pues se corre el riesgo de hacer mover la silla por esfuerzo involuntario, (reacción por el peso de las piernas, contra el apoya pies).

Figura 52. Ejemplo de apoya pies de piso

En la figura 48. Se observan sillas con apoya pies bajo el asiento.

SISTEMA VASCULANTE

No todas las sillas poseen sistema vasculante ni necesitan tenerlo, pero en algunos puestos es sumamente necesario, sobre todos aquellos en que por tener que adoptar una posición inclinada hacia delante (como por ejemplo en el uso de microscopio, tipeo, etc.), la silla utilizada debe poseer el ángulo entre el asiento propiamente dicho (horizontal) y el respaldo (vertical) próximo a 90°. Cuando el usuario tenga la necesidad de descanso y quiera relajarse (tirarse para atrás), no pueda hacerlo, si la silla es fija; pero si esta puede vascular, con solo liberar el sistema vasculante el usuario puede tirarse para atrás y descansar.

Básicamente existen dos sistemas vasculantes por la posición en que la efectúan, la que lo realiza delante y la que la efectúa en el centro, ver figura 49

 

Figuro 53. Sistemas vasculantes

El sistema más común es el que vascula en el centro, sobre la columna de alzada, pero es el menos apto, debido a que en el momento que la persona se tira hacia atrás, las rodillas se levantan retirando los pies del piso dando al hombre una sensación de inseguridad; en cambio el orto sistema al vascular como el eje del movimiento está prácticamente en el hueco puplíteo, la distancia de las rodillas al piso se mantiene casi inalterable.


GENERALIDADES SOBRE SILLAS DE USO GENERAL

Sobre sillas hay mucho escrito sobre todo en ingles y alemán, en esta parte reproducimos algunas de las partes de normas de esos países y de recomendaciones generales, en nuestro idioma España es la nación que más ha trabajado en ergonomía y de hecho la que más incursionó en nuestro tema.

Con respecto a los perfiles de diseño Kirchner y Rohmert establecieron seis tipos identificados con números romanos de I a VI, los mismos se representan en la figura 54, en la figura 55 se describen los tipos de posturas y se dan esquemas de asientos por tipo.

 

Figura 54. Tipos de asientos según Kirchener y Rohmert

TIPO DE POSTURA

DESCRIPCIÓN DEL TIPO DE POSTURA

EJEMPLO DE ASIENTO

TIPO I

Breve u ocasional descanso  después de realizar un trabajo:

Empleo cuando se debe aguardar, apoyo natural de nalgas y muslo

TIPO II

Trabajos con esfuerzo escaso con brazos o piernas, con ligera inclinación de la dirección visual: Montajes de piezas grandes, cajas, clasificar, etc.

TIPO III

Trabajos con esfuerzos livianos, movimiento de las manos hacia delante, enmarcar o montaje de grandes piezas

TIPO IV

Trabajos de concentración con uso del antebrazo, inclinado tomando fuerte, con carga visual: pruebas o montaje de piezas chicas

TIPO V

Trabajos con pequeños movimientos con ocasionales descansos esfuerzos horizontales con las manos o pies, tareas con necesidad de visión: pequeños montajes, tipeo, trabajo en máquinas.

TIPO VI

Trabajos con pequeños movimientos, uso de la visión con pequeñas inclinaciones, pruebas con participación activa, movimientos de las manos hacia el pecho horizontalmente, pequeños esfuerzos con las manos: prueba de piezas pequeñas, montaje mecanizado, tableros de comando, etc.

TIPO VII

Trabajos de pie durante largo tiempo, deben transmitir movimiento con el tronco, con fuerza, además con movimiento de las manos (es apoyo auxiliar), trabajo sobre mesas, máquinas, tareas sobre tablero, etc.

Figura 55. Posturas al sentarse (Kirchner/Pohmert)

TIPO DE ASIENTO Y ELEMENTOS CONSTRUCTIVOS

CARACTERISTICAS CONSTRUCTIVAS

TIPO DE POSTURA1

I

II

III

IV

V

VI

VII

Tuberosidades
Asiento, banco
Asiento plegadizo
Vasculante
Silla p/ posición de pie
Silla
Sillón

Sin respaldo
Sin respaldo
Sin respaldo
Sin respaldo

Con respaldo
Con respaldo

X
X
X
X
X

X
X
X
X
X
X


X



X

X
X
X

X






X





X
X



X

Superficie del asiento







Redondo
Cuadrada
Trapezoidal
Horizontal
Inclinación hacia atrás a = +6°
Inclinación hacia adelante a = -4°
Inclinación hacia adelante a = -30°

X
X

x



 

X
X
X
X


x

X
X
X



x

 


X
X
X


X

X
X
X
X
X



X
X

x

 

X






X

Altura efectiva


0,27 x largo corporal
Alto
Poca altura

X

 

X

X

X

 

X

 



X

X

Profundidad del asiento

0,23 x largo corporal
Profundidad
Poca profundidad



X


X


X

X

 

X

 

X

 

Respaldo2









Apoyo del tórax
Apoyo lumbar
Apoyo región íliaca
Firme
Regulable
Duro a resorte
Algo duro
Ángulo del respaldo
             b= 95°
             b= 100°
             b= 105°

O


O



O


O

O
O
O


O

O

 

O


O

O

O

X
X

X


X


X

X
X
X
X
X
X



X


O
O






O

Apoyabrazos

 

X

X

X

 

Giratorio

 

X

X

X

 

Ruedas o regatones

 

X

X

X

X

 

1 Según la tabla de la figura 54

2 Respaldo: (o) indica que es de utilización esporádica para un mejor utilización y puede también suprimirse 

Figura 56.


Componente diseñado

Silla girato-ria de ofici-na, con re-gulación de la altura del respaldo 1

Silla girato-ria con regu-lación de altura de respaldo2

Silla giratoria de trabajo3

Altura de la silla

570 mm       500 mm

Observaciones

a)       Altura del

Asiento

420 a 5304

420 a 5304

120 mín.5

180 mín.5

Presión a ejercer sobre el relleno para 64 Kg de peso

b)       Profundi- dad del asiento

380 a 4205

respectiva-mente

380 mín.

440 máx.

380 a 4205

respectiva-mente

380 mín.

440 máx.

380 mín6

440 máx

380 mín6

Desde la parte anterior hasta el apoyo del respaldo

c)       Ancho del asiento

400 mín.

480 máx.

400 mín.

480 máx.

400 mín.

480 máx7

400 mín.

480 máx7

En medio del asiento

d)       Altura del centro del respaldo desde la superficie del asiento

170 a 2305

respectiva-mente

170 mín.

215 máx.

170 a 2305

respectiva-mente

170 mín.

215 máx.

170  mín.

215 máx8

170  mín.

215 máx8

Apoyo lumbar

e)       Altura del respaldo

220 mín.

320 mín.

220 mín.9

220 mín.9

En medio del res-paldo, corto respal-do en la zona lum-bar, adaptación se-gún la altura, regu-lación de la altura del respaldo

f)        Ancho del respaldo

360 mín.

480 máx.

360 mín.

480 máx.

360 mín.

480 máx.

360 mín.

480 máx.

 

g) altura del apoya bra-zos desde la superfi-cie del a-siento

230 +  20

230 +  20

   

Según la comodidad del asiento

h)       Separación entre apo-yabrazos

490 + 10

        - 20

490 + 10

        - 20

     

i)     Longitud de rayos

         

j)   Distancia del borde del apoyabra-zos al bor-de del a-siento

100 mín.

180 máx.

100 mín.

180 máx.

     

k)   Longitud 

      del apoya-

      brazos

200 mín.

280 máx

200 mín.

280 máx

     

l) Tamaño del  armazón

365 máx.

365 máx

365 máx

365 máx

 

m) Aparato

195 mín.

195 mín.

195 mín.

195 mín.

Distancia exterior de la "rueda" desde la unión de los rayos hasta los regatones

n) Tamaño de la estructuea de las rue-das

m) x 1,34

m) x 1,34

m) + 65

m) + 2511

Distancia a las rueditas

1)       Según Norma DIN 4551 forma A
2)       Según Norma DIN 4551 forma B,C
3)       Según Norma DIN 68 877
4)       Medida ajustable de la altura de trabajo de 720 a 750 mm
5)       Ajustable
6)       Ajuste del respaldo entre 380 a 420 mm
7)       Máx. 510 mm desde los bordes del asiento
8)       Ajuste del respaldo entre 170 a 230 mm
9)       Altura del respaldo (alto de el propiamente dicho) mín 320 mm
10)    Creciente linealmente de 195 a 260 mm para una altura de asiento de 570 a 900 mm

Figura 57. Medidas para sillas de oficina según DIN 4551 y sillas de trabajo según DIN 68 877

Figura 58. Silla según norma DB N 54 521 - 54 593

Figura 59. Ejemplo de silla con apoyo total en la columna vertebral sin regulación de altura de respaldo

 

Figura 60. Ejemplo de silla con regulación total de origen español

A
S
I
E
N
T
O

A







B

C
E
F
G
U

Altuta del punto de hundimiento máximo del asiento:
  Asiento sentado-normal
  Regulable
  Asiento sentado-normal fijo
  Asiento sentado-de pie   
  Regulable
  Asiento apoya-muslos regulable
Profundidad delante-atrás del asiento
Anchura del asiento
Altura del respaldo
Ancho del respaldo
Radio del soporte
Radio de la curva del respaldo




400 a 560
     430

750 a 850
600 a 750

350 a 400
400 a 450
200 a 250
350 a 400
300 a 325
300 a 800

V

X

Y

a

b

M

Radio de curvatura del respaldo n(convexidad ) V
                                        V´
Altura del punto más saliente del respaldo con respecto al asiento
Altura del punto más alto del respaldo con respecto al asiento
Inclinación hacia atrás del asiento
Inclinación del respaldo con respecto al asiento
Distancia asiento apoyapiés regulable

< 700
30 A 70

170 A 220

320 A 420

3 + 2

100 a 105°

400 a 560

A
P
O
Y
A
P
I
E
S

R







Altura del apoyapiés:
  Asiento sentado-normal (para
   personas de pequeña talla)
      Regulable
      Fijo
  Asiento sentado-de pie regulable




40 a 100
70
300 a 450

P
S
Y


Ancho del apoya piés
Profundidad del apoyapiés
Inclinación de apoyapiés:
  Regulable
  Fijo

450 a 550
300 a 350

0 a 15°
10°

Figura 61. Recomendaciones del instituto MAPFRE de España.

 

Hünting y Grandjean Establecen por su lado tres tipos de asientos como se observa en la figura 62 .

 

El tipo I es una silla fija con respaldo anatómico

El tipo II balancea 2° hacia delante y 14° hacia atrás, giratoria libre con respaldo anatómico.

El tipo III silla comercial para oficina con regulación del respaldo para la zona lumbar

En la mencionada figura 62, hace una comparación entre los distintos tipos, en la figura 63 muestra un perfil de las sillas y en la figura 64 da una idea de las cargas sobre la columna vertebral.

Silla I  

75% Preferida frente a la silla II

                                              

89% altura del respaldo mejor que la silla III

                                                                      

21% peor que la silla III

Silla II 

89% preferida frente a la silla III

                                                                      

86% altura del respaldo mejor que la silla III

                                                                      

11% peor que la silla III

Silla III

Silla de comparación

Figura 62. Tipos de sillas según Hünting y Grandjean, comparación entre ellos

Sillas de Oficina / mobiliario de oficina / muebles de oficina (IV)     Fecha añadida: 16/11/2006
 

Sillas de oficina / sillones de dirección / sillas de madera / muebles de oficina / sofás / bancadas / mobiliario de hostelería / taburetes / sillas plegables, etc...

La importancia de la elección de la silla - 3ª Parte El Asiento


SILLA PARA TRABAJOS EN POSICION DE PARADO

 

En trabajos con video terminales en planta se suele utilizar sillas de reducidas dimensiones como la que se presenta en la siguiente figura.

Este tipo de sillas son las utilizadas para tareas de control al lado de máquinas herramientas en las que no se puede alejar ni tampoco estar sentado, las mismas permiten descargar entre un 25 a un 35 % del peso del cuerpo, aliviando las piernas y de esta manera no facilitar la generación de várices.

 

Regulación entre 80 y 50 cm.

 

 

 

 

 

Figura 66

SILLA BALANS

 

La silla Balans o escandinava posee un aspecto desgarbado; no tiene respaldo ni paras, solo un lugar donde recoger las piernas.

Se dice que la inventó un arquitecto noruego, otros dicen que fueron médicos norteamericanos, que la diseñaron para ser usada por heridos en la segunda guerra mundial. De hecho, esta rara silla esta siendo utilizada desde el fin de los años 40 y principio de los 50.

Uno de los argumentos de los fabricantes es que este tipo de silla alivia el stress músculo-esqueletal al distribuir el peso del cuerpo en forma pareja entre las rodillas y la espalda.

Figura 68. Silla Balans

 

Dado que esta silla permite una mejor descarga del peso del cuerpo a través de las piernas, precisamente por donde no hay venas y por consiguiente, no afecta la circulación sanguínea, evitando en las personas propensas a las várices, la generación de estas, las

que si se producen en sillas mal diseñadas, las que exigen mantener posiciones en las que se crean zonas de compresión muscular que impide el libre paso de la sangre.

En la figura 68 se observa una sillas Balans.

 

FORMA DE SELECCIÓN DE UNA SILLA

 

 

Para seleccionar una silla correctamente se debe partir del concepto que la silla:

  • No es igual para todos los puestos de trabajo.
  • No es un elemento decorativo.
  • Que esta se selecciona en función a la tarea, el diseño antropométrico del puesto de trabajo y la persona que lo ocupa.

LA SILLA CORRECTA NO ES IGUAL EN TODOS LOS PUESTOS DE TRABAJO:

Hay un problema que se repite constantemente cuando se selecciona las sillas para un área de trabajo fundamentalmente en las que se realizan tareas de tipo administrativo; el responsable busca que todas las sillas sean idénticas pero la realidad nos dice que cada puesto de trabajo necesita un asiento de acorde a sus dimensiones, altura de trabajo, si la tarea se realiza indistintamente de pie o sentado, todo referido indirectamente a la altura de la mesa o escritorio o elemento de trabajo, y directamente a la altura correcta de trabajo.

LA SILLA NO ES UN ELEMENTO DECORATIVO:

La función de una silla es brindar asiento al ser humano, que esta llegue a ser estéticamente perfecta es algo que no hace al confort de la misma.

Demás está decir que muchas veces se elige la silla en función de la jerarquía dado el caso el alto del respaldo aumenta con el nivel ejecutivo, así también el ancho, etc., y fundamentalmente el costo; esto ergonomicamente es una aberración.

 

LA SELECCIÓN DE LA SILLA SE DEBE HACER EN BASE A:

  • El tipo de trabajo, si el usuario trabaja de pie y sentado en forma combinada o solo sentado, nos va a dar la altura de la misma.
  • El movimiento en trabajo en posición de pie-sentado nos dará la necesidad de apoyapie en la silla.
  • Si trabaja con la cabeza levantada en forma prolongada deberá tener un respaldo que cubra el total de la espalda, (lumbar, dorsal y cervical).
  • Para trabajo de escritorio, deberá cubrir la zona lumbar y dorsal de la espalda.
  • Si la tarea es reclinada hacia adelante, como por ejemplo trabajar con microscopio, vídeo terminales, etc.; el respaldo deberá ser recto (90*).
  • Si la tarea tiene mucho movimiento el respaldo solo cubrirá la zona lumbar de la espalda, para permitir el libre movimiento, caso típico de las cajeras de supermercados.
  • En base directa del usuario estudiando su raquis, se determina su grado de curvaturas en sentido lateral (lordosis y sifosis), y en sentido frontal (escoriosis).

Si tiene una lordosis y sifosis acentuadas deberá ser la silla con un respaldo como el de la figura 69, si las tiene en forma opuesta poco pronunciadas, el perfil de la espalda deberá ser recto como el de la figura 70. y si el individuo tiene escoriosis el corte del espaldar de la silla será curvo, (envolvente) como se observa en la figura 71, en ningún caso es recomendable la silla tipo Balans para este caso dado que no brinda apoyo corrector dejando la curvatura anormal de la espalda.

Figura 69. Silla con protección lumbar marcada

Figura 70. Silla con respaldo sin demarcar curvas.

 

Figura 71. Respaldo envolvente

ASIENTOS PARA EL TRANSPORTE PÚBLICO

 

 

Los asientos para el transporte público tienen una gran cantidad de variables por lo que hay que analizar los distintos casos en forma particular.

 

Las variables existentes están dadas según los siguientes criterios:

 

1- Categoría

 

  • Alta
  • Media
  • Baja
  • Etc.

 

2- Destinatario

 

  • Niños
  • Adultos
  • Toda la población
  • Solo mujeres
  • Solo hombres

 

3- Duración del viaje

 

  • Corta
  • Media
  • Larga

4- Tipo de vehículo:

 

  • Ferroviario
  • Automotor
  • Aéreo
  • Naval.
  • Etc.

 

Todos los criterios anteriores hacen que varíe el diseño del mismo por razones típicamente funcionales, cantidad de espacio disponible, peso permitido, etc.

 

Pero independientemente de todos ellos hay un punto en común que se tiene que tener en cuenta que no corresponde a la ergonomía pero si a la seguridad, que es la característica de los materiales, en todos los casos estos deben ser ignífugos,

 

La cualidad de no combustible está dada en el material, todas las estructuras metálicas lo son, pero no así el resto de los materiales, coberturas, elementos mórbidos, palancas, etc.

 

Los elementos mencionados en último lugar son combustibles por ser en la mayoría, derivados del petróleo, estos cuando se queman (entran en combustión fácilmente), por ser por lo general polímeros aromáticos desprenden gases tóxicos, lo cuál junto con el fuego, son agentes de riesgo de alta peligrosidad.

 

Para que una cobertura o un elemento mórbido (esponja - goma), tome la característica de ignífugo hay varias formas, una de ellas es la de pintar o sopletear la superficie con un elemento que le confiera las características deseadas, esto da muy buen resultado pero su duración es breve, por migración inhibidor o retardante, por que este se retira de apoco por el uso y la fricción, por el aseo (lavado en particular), etc.

 

Otro sistema es el de embeber la cobertura y/o el elemento mórbido con un líquido retardante, el cual cumple con los requerimientos algo más tiempo que el anterior.

 

También podemos citar el que se hace por formulación, es decir el elemento retardante se coloca directamente en la composición del producto, esto hace que el lavado no afecte su eficacia y la migración se hace mucho más lenta, por lo que su duración (característica de ignífugo), llega a ser de varios años.

 

Los retardantes no van a lograr que la cobertura y/o elemento mórbido no se quemen, pero si logran que la combustión se haga en forma lenta, consiguiendo primero que las personas logren tener más tiempo para escapar y por ser lenta la combustión la emanación de gases tóxicos por unidad de tiempo sea también menor, restando riesgos de asfixia.

 

NOTA:

Esto último es aplicable a todos los elementos que conforman el salón de un vehículo, piso, alfombras paredes (casi siempre de formica), techos, cables, adornos, etc.

CATEGORÍA

 

 

La categoría no influye en las características ergonómicas del asiento sino en los factores de estima y status por lo cual no los analizaremos

 

Generalmente responde a razones de mercado usuario y su poder adquisitivo.

 

 

DESTINATARIO

 

El destinatario bajo el punto de vista ergonómico tiene mucha importancia, dado que para el diseño del asiento, se tiene que decidir la tabla antropomètrica que se va a utilizar.

 

Cuando los usuarios son niños, como el caso de los transportes escolares se debería tomar una tabla adecuada a los infantes, pero el problema es que no existen tablas de los niños y menos referida al tamaño por edades, (salvo las tablas de estatura y desarrollo de los médicos).

 

Lamentablemente en nuestro país no se contemplan los niños en los diseños de sillas o asientos para el transporte y lo que existe es poco e importado.

 

NOTA:

Solo algunas líneas aéreas tiene contemplado el uso de sillines, los cuales se colocan sobre los asientos standard en el caso le llevar un niño muy pequeño.

 

Para el diseño de los asientos o butacas se utilizan las tablas antropomètricas normales usando las medidas correspondientes al 95 percentil del total de la población, para las medidas correspondientes al ancho, el 5 percentil para la profundidad del asiento y el 50 percentil para la altura del asiento. De todos modos existen normas especificas para los asientos de los transportes automotor y los ferroviarios, (estas normas demarcan las medidas de los asientos en forma rígida, pese que en la actualidad se respetan poco estas disposiciones)

 

NOTA:

No solo no se respeta lo referido a la antropometría, sino que tampoco el carácter ignífugo de los asientos por razones de seguridad, siendo prácticamente incumplido esto en los asientos del transporte automotor urbano.

DURACIÓN DEL VIAJE

 

 

La característica de la duración del viaje hace que se contemplen mas los elementos de confort, en el caso de un vehículo destinado a corta distancia, las comodidades son las mínimas pues se consideran que en el trayecto corto los síntomas de cansancio no aparecen, además por lo general los vehículos de este tipo se comportan como vehículos de transporte masivo, motivo por el cual se da prioridad a la cantidad de personas que lleva.

 

NOTA:

Se procura que viaje la mayor cantidad de personas, dando prioridad a las que viajan de pie, cuando los asientos tienen una disposición transversal se le da una distancia mínima entre asientos, y si la disposición es longitudinal (por que permite que entre mayor cantidad de personas al ubicarse de pie gente el lugar teórico del paso entre asientos)

 

En general las empresas de transporte automotor y ferroviario consideran cortos los viajes urbanos, (hasta media hora de duración)

 

A los viajes dentro de la zona suburbana o ciudades próximas no más de 50 Km. Se las considera de media distancia, pasando a ser de larga distancia todos los viajes de mayor distancia.

NOTA:

En lo que respecta a los viajes en aeronaves, el criterio de larga, o corta distancia, lo hace la autonomía, para lo cual se diseñan los asientos, también en ellos la forma del asiento la da el volumen o diámetro del fuselaje.

En navíos también hay muchas variaciones, las que da la categoría, el tipo de travesía y la duración del viaje propiamente dicho.

TIPO DE VEHÍCULO

 

 

Tratar los asientos de transporte automotor y ferroviario, es más fácil dado que son más simples de estudiar, por tener en juego menos variables, además los asientos para transporte aéreo o naval poseen reglamentaciones muy específicas, tales como la flotabilidad (que le dan la característica de salvavidas), etc.

EL ASIENTO EN EL TRANSPORTE FERROVIARIO¡Error! Marcador no definido.

 

Sobre el tema: "Asientos en el servicio de transporte ferroviario de pasajeros", hay en existencia muy poca bibliografía en Argentina, la mayoría, son normas NEFA, estas fueron hechas correctamente en el momento que se implementaron pero en la actualidad quedaron ampliamente superadas por los avances tecnológicos que al respecto, se produjeron en los últimos años.

 

El servicio de transporte de pasajeros en los ferrocarriles varió mucho en la Argentina y en el resto del mundo, debido a una cantidad grande de factores, unos de tipo técnico, o económicos, otros de tipo sociológico.

 

La evolución de la tecnología ha permitido disponer de nuevos materiales y el aumento de los conocimientos y aplicación de la ergonomía facilitó mucho la mejora de los diseños procurando dar más comodidades al usuario.

 

Por otro lado el aumento de la densidad de la población, su variación sociocultural, han hecho que se produzca un aumento de la competencia con medios alternativos de transporte, como ser taxis, colectivos, remises, autotransporte colectivo, charters, aviones, etc., hacen que surjan necesidades de mejorar el servicio en vistas a mantener o aumentar la cantidad de pasajeros.

 

Las respuestas a estas exigencias son variadas; cambiar el material rodante, modificarlo, cambiar su itinerario, etc. Una alternativa es la de mejorar el confort de los coches, lo que lleva a la idea de cambiar o rediseñar los asientos. Es una variable muy aceptable dada la baja inversión que insume y el gran impacto que da al usuario.

 

La alternativa de cambio de asientos consiste en reemplazarlos o modificarlos de manera tal que mejoren dos aspectos fundamentales en los seres humanos: los factores de función (los que hacen a la comodidad del asiento, que permita descansar o dormir mejor) y los factores de estima, (los que hacen al atractivo de las cosas, formas, color, textura etc.). El primero de los factores responde a características fisiológicas y antropométricas, el segundo a factores psicológicos.

 

Además las empresas ferroviarias necesitan otros elementos que agregar, estos son, entre otros, reducir los costos y tiempos de mantenimiento, facilitar la limpieza, aumentar las características de no inflamable,

 

NOTA:

Dado que en la propagación del fuego en los accidentes los asientos y los recubrimientos son los factores de mayor riesgo, como se mencionó anteriormente.

CONFORTABILIDAD

 

Para estudiar la confortabilidad debemos recurrir al análisis de los factores ya mencionados anteriormente, los de uso y estima. Estos nos van a dar las alternativas de solución para los diseños en cada caso, según sea la finalidad para la cual está destinado cada coche, será la forma como estén ubicados los asientos, (coches comedor, de servicio suburbano, de media o larga distancia etc.), también tiene que ver la categoría del vagón, de primera, clase turista, etc.

FACTORES DE USO

 

El factor de uso es en sí el diseño básico del asiento, para lo cual se debe recurrir a la ergonomía.

 

Según el apunte de "Ergonomía de la Universidad de Morón", se tiene que:

 

1- La necesidad de la elección de un asiento impone conocer las características del usuario como así las de las formas del lugar y situación donde será ubicado.

 

2- M. Laville ha señalado el importante rol de la función postural que participa en el reconocimiento del aspecto próximo al cuerpo.

 

3- El asiento es un elemento determinante en las posturas, según sea su concepción puede participar en el confort postural.

 

4- " M. Gregorie, (reumatólogo), dice que el respaldo es raramente utilizado en los puestos de trabajo de secretaria y operador de P.C.", pero en el transporte es de primordial importancia, fundamentalmente por que en él recuesta el pasajero para dormir, leer, descansar, etc..

TIPOS DE ASIENTOS

 

En la actualidad en los ferrocarriles de la Argentina hay un gran número de modelos de asientos muchos han sido diseñados hace mas de 30 años por los constructores de los coches según los criterios y posibilidades de la época y en algunos casos se adaptaron a las tecnologías del momento, otros son totalmente nuevos.

ALMOHADÓN

 

La selección almohadón en un asiento es de vital importancia para brindar la comodidad que el usuario necesita.

 

Al sentarse, (desde el punto de vista posicional), partiendo que la descarga del peso del cuerpo se hace a través de los huesos, (estructura portante de los vertebrados) y no de los músculos, se tiene según se aprecia en la figura 34 que al estar sentado las nalgas reciben el peso del cuerpo en forma puntual a través de las tuberosidades isquiales y también descarga el peso de los muslos.

También se puede observar en la figura 22 las líneas de igual presión ejercida por el cuerpo al estar sentado sobre una superficie lisa.

 

En la figura 24. Se observa el efecto en las nalgas según la forma del almohadón.

 

Como se mencionó anteriormente, por lo general los diseñadores de asientos y butacas suponen que los músculos deben descansar firmemente sobre el asiento (almohadón), para repartir lo mejor posible el peso del cuerpo sobre el área de soporte, además los tejidos de los músculos no pueden, evidentemente, ofrecer apoyo y la única parte del cuerpo que está en condiciones de hacerlo son los muslos dado que poseen el hueso en su centro.

 

El almohadón de un asiento debe poseer formas anatómicas que no dificultan el cambio de posición del usuario, sino que se debe adaptar a las nalgas evitando formar zonas de gran descarga de peso, (alta presión), por otra parte, debe tener una salida redondeada para que no genere una zona de alta presión a la salida de los muslos de él, pues impediría la libre circulación sanguínea en las piernas, mucho más si éstas, por alguna razón cuelgan.

 

En el aspecto técnico constructivo deben ser antideslizantes, fundamentalmente por la sensación de inseguridad que transmite y las consecuencias que esto acarrea en un cambio repentino de velocidad, aceleración y fundamentalmente desaceleración, (frenado brusco o choque, en donde el pasajero sale despedido con facilidad con las consecuencias predecibles)

 

NOTA:

En asientos construidos con resina epoxi y fibra de vidrio, o con fórmica u otro producto equivalente, hechos así por razones higiénicas cumplen su cometido bajo ese punto de vista de limpieza, pero son fríos en sensación, también en temperaturas bajas y en largos viajes molestos al no permitir respirar a la piel de la s zonas de contacto y ante desaceleraciones bruscas el usuario sale despedido con mucha facilidad.

 

En teoría, es deseable que los asientos estén cubiertos de una tela porosa y que el elemento elástico sea capaz de dejar pasar el aire, para permitir respirar libremente la piel del hombre evitando la acumulación de la humedad de la transpiración; pero en el caso de un asiento de uso público las porosidades deben evitarse por razones de higiene y salubridad dado que en ellas se pueden alojar todo tipo de elementos o ente que transmita enfermedades.

 

Por lo tanto es recomendable en este caso una tela que del lado opuesto al de contacto sea impermeable, para poder eliminar el aire caliente y la transpiración del cuerpo en la superficie del almohadón debe haber canales que lo permitan, fundamentalmente en la zona donde se apoyan los genitales.

EL RESPALDO

 

El respaldo debe tener una forma tal que se adapte a las curvaturas normales de la columna vertebral

 

En cuanto al material, éstos deben tener las mismas características que las del almohadón, salvo que éste debe ser más blando porque el peso a soportar es mucho menor y la superficie de apoyo independiente del diseño siempre es mayor, salvo contados casos muy particulares.

 

También se deben respetar los canales de ventilación

APOYABRAZOS

 

No todos los asientos llevan apoyabrazos pero, en el caso que los tengan, estos deber reunir una serie de requisitos muy pocas veces respetados. Uno de ellos es que, además de brindar la comodidad de su función, deben permitir salir al pasajero. Para ello deben ser: rebatibles el del lado pasillo y el del centro en el caso de asientos dobles o triples. Muchos para facilitar el movimiento los hacen cortos, pero esto lo único que logra es restar comodidad a la función para la cuál ha sido colocado.

 

Deben ser diseñados con una forma relativamente recta, además ser algo acolchados con la misma tela que el almohadón y el respaldo o con poliuretano inyectado, tipo piel integral, (gofrado, o de otro material con características similares).

FACTORES DE ESTIMA

 

 

Como se mencionó anteriormente los factores de estima son aquellos que hacen que el usuario se sienta atraído por el producto, elemento o servicio, estos ofrecen estética, calidez, (como ser color, forma, textura, etc.).

 

En nuestro, caso al asiento hay que agregarle, sobre los elementos fundamentales que da la ergonomía, atractivos para que el usuario se sienta atraído, cómodo, gustoso, como ser: la textura de la tela, el color, los dibujos que ésta pueda tener, la forma armónica del asiento, (que no tiene que ver con el desarrollo que dio la ergonomía, puede estar en esto también la moda del momento contemplada), se tienen en cuenta los efectos psicológicos de distinción y agradabilidad.

TECNOLOGÍAS DE CONSTRUCCIÓN

ASIENTOS ACTUALES

 

En forma convencional, en la mayoría de los coches ferroviarios de transporte de pasajeros en la Argentina, el asiento está construido de la siguiente manera:

 

1- La estructura es de acero, independientemente de su tipo

1.1- Fijo.
1.2- Vasculante (el respaldo se poseciona según la dirección de marcha)
1.3- Giratorio (rota, para colocarlo según la dirección de circulación del vagón)

 

2- El almohadón del asiento por lo general está hecho sobre una estructura metálica, donde van sujetos unos resortes, sobre ellos va una malla de alambre de acero tomada en su borde por una varilla, también de acero; sobre la malla va un fieltro, sobre este va una capa de espuma de goma, poliuretano u otro material similar que debe ser, (cualquiera de ellos), ignífugo y por último sobre todos una cobertura de cuerina o tela, que también, (cualquiera de ellas), deben ser ignífugas, independiente de su categoría:

2.1- Primera clase
2.2- Clase turismo
2.3- Etc.

 

3- El respaldo: hay de varios tipos pero priman por lo general de dos, uno construido de igual forma a la mencionada en el almohadón y otro en que el respaldo consiste en un cuerpo de espuma de goma o poliuretano moldeados, que deben ser ignífugos y una cobertura de cuerina o tela ignífugas engrapadas a la estructura.
4- Los apoya brazos consisten en una estructura de madera cubierta con espuma de nylon con una cobertura engrapada del mismo material que la cobertura del respaldo y almohadón
5- Los laterales del lado pasillo son de una estructura de acero tratados de la misma forma que los apoyabrazos, que en algunos modelos lleva una chapa de acero o acrílico de protección y adorno.

 

 

NOTA:

Los mismos tienen un gran número de factores o elementos en contra como ser:

1- Estéticamente son de diseño muy viejo, (pasado de moda), son muy vistos y desagradables, son de aspecto frío.
2- Funcionalmente en su mayoría son incómodos, en muchos modelos, (sobretodo en los de larga distancia), no se puede dormir.
3- En lo que respecta a la seguridad, una gran parte fueron hechos con materiales no ignífugos, (fuera de norma), que en caso de accidente, (fuego), son junto con la cobertura de las paredes, los elementos de mayor propagación del incendio; otros por su forma de construcción, con materiales combustibles, son rociados (pintados) con un componente fosforado para darle la característica que exige la norma; esta protección si bien es efectiva dura poco pues el producto se sale o desgasta por el roce del uso o migra rápidamente, dando como resultado la pérdida del carácter protector en unos seis meses.
4- Los asientos se cortan en las costuras por el efecto troquelado, (el cosido rompe la trama de la tela al dar las puntadas, generando líneas de debilidad por donde se rompe la tela)
5- Cualquier corte, (por vandalismo, o rotura por efecto troquelado, deja al descubierto el relleno que se degrada con facilidad por el roce, o enganches, o por la acción de nuevas agresiones, (tentación, descuido, acción psicológica de la simpatía a continuar el daño, etc.).
6- Para reparar un corte, si se puede hay que hacer una gran costura desagradable a la vista, colocar un parche, que es más desagradable o directamente, lo peor por el costo y la mano de obra, es el retapizado, muy costoso por cierto, pero es la reparación ideal.

ASIENTOS HECHOS CON NUEVAS TECNOLOGÍAS

 

La nueva tecnología para la construcción de asientos de pasajeros en nuestro país, consiste en establecer un diseño ergonómico de los mismos, implementar el uso de telas ignífugas con colores más agradables y cálidos; usando como elemento de relleno y elástico, espuma de poliuretano ignífugo, inyectada in situ dentro de la tela previamente impermeabilizada y vulcanizadas sus costuras, (en el diseño se prevé eliminar al máximo ésta para evitar el efecto troquelado).

 

Los elementos secundarios de los asientos, apoyabrazos, laterales de pasillo, se pueden realizar sobre la base de una estructura metálica la cual se cubre con tela impermeabilizada o por una estructura recubierta por poliuretano inyectado tipo piel integral, gofrado.

 

 

NOTA:

Vamos a enumerar algunas ventajas:

 

1- El salón del coche se hace mas atractivo.
2- El asiento en particular se transforma en un elemento más agradable y llamativo dado que mejora con creces las comodidades con respecto a los que ofrecen los servicios que le hacen la competencia, (autotranporte, aviones, autos, etc.).
3- Al ser más atractivo disuade al vandalismo, (un caso típico es el que ocurrió al introducir nuevos coches en la línea "B" de subterráneos, donde el vandalismo se redujo hasta casi su desaparición).
4- En caso de vandalismo, como los labios de la rotura no se separan ni se separa la tela por estar inyectada in situ, se puede reparar con cemento de contacto, quedando solo la marca de la línea de corte. En el caso de pinturas, como se usan telas vinílicas, éstas se pueden lavar sin problemas.
5- Al tener un diseño ergonómico el pasajero puede sentarse cómodamente, leer sin problemas y dormir con absoluto confort.
6- El reemplazo de partes dañadas se realiza fácilmente con cuatro tornillos y con muy bajo costo.
7- El carácter de ser ignífugo se mantiene por mucho más tiempo que cualquier otra tecnología conocida, por que el poliuretano inyectado lo es por formulación química, está sellado por la tela ignífuga y su impermeabilizante, que es también ignífugo, que impiden la migración del componente fosforado, superando ampliamente los dos años y medio de duración.
8- El reemplazo del almohadón y el respaldo es fácil, rápido y de muy bajo costo; fundamentalmente sin modificar la estructura se pueden poner cualquiera de las partes, de los asientos antes mencionadas, o ambos componentes a la vez, con diseño nuevo dando una imagen de renovación a bajo costo del salón del vagón

ASIENTOS PARA EL TRANSPORTE

 

Componente diseñado

Asiento de conductor de auto

Asiento de chofer de camión

                Asiento del pasajero

Observaciones

Altura del asiento

250 mín.1

380 a 4602

430 max. 3

430 max. 4

Considerar el borde delantero

Profundidad del asiento

430 mín.1

500 máx.

430 mín.1

480 máx.

430 max.

430 max. 1

 

Ancho del asiento

500 mín.

450 mín.

450 max.

450 max.

 

Inclinación de la superficie del asiento

10 a 16°

0 a 6°1

3 a 5°

5 a 12°1

La inclinación es hacia atrás

Ajuste horizontal

160 mín.

150 mín.

   

En todos

Altura del respaldo

800 mín.

460 a 530

800 mín.5

450 min.

800 min.5

Medido reclinado

Ancho del respaldo e inclinación

480 mín.

15 a 30°2

450 mín.

10 a 25°2

450 min.

10° mín

20° máx.

450 min.

10 a 30°4

De un lado a otro

Punto de apoyo lumbar

180 a 2001

180 a 2001

 

180 a 200

En la zona de la bóveda lumbar, distancia en altura

Ancho del apoya cabeza

250 min.

250 min.

 

250 mín

A una altura superior a los 680 mm

Alto de los apoyabrazos

     

200

Sobre la superficie del asiento

1)       Ajuste deseable

2)       Elemento ajustable

3)       Relleno máx. 415 mm

4)       Ajustable 380 a 480 mm desde el apoyo de los pies

5)       Con la cabeza

 

Sillas de oficina / mobiliario de oficina / muebles de oficina (VI)     Fecha añadida: 16/11/2006
 

Sillas de oficina / sillones de dirección / sillas de madera / muebles de oficina / sofás / bancadas / mobiliario de hostelería / taburetes / sillas plegables, etc...


La función principal de la Ergonomía es la adaptación de las máquinas y puestos de trabajo al hombre.

En esta Nota Técnica, se pretende realizar un análisis ergonómico en oficinas con el fin de determinar los factores de influencia y cuales deben ser sus valores para conseguir el confort y por lo tanto la eficacia en el trabajo.

Este análisis ergonómico debe entenderse como un estudio de carácter global y no como una solución de diseño, puesto que son tantos los factores que influyen en el área de trabajo, que prácticamente cada puesto de trabajo precisaría de una valoración independiente.

Factores de estudio

Para el análisis ergonómico de los puestos de trabajo en oficinas, partiremos del estudio de los siguientes factores:

  • Dimensiones del puesto.
  • Postura de trabajo.
  • Exigencias del confort ambiental.

En cada grupo de factores, se analizarán los criterios fundamentales que permitan valorar globalmente la situación de confort.

 

 

Dimensiones del puesto

Dado que las posturas y los movimientos naturales son indispensables para un trabajo eficaz, es importante que el puesto de trabajo se adapte a las dimensiones corporales del operario, no obstante, ante la gran variedad de tallas de los individuos éste es un problema difícil de solucionar.

Para el diseño de los puestos de trabajo, no es suficiente pensar en realizarlos para personas de talla media (50 percentil), es más lógico y correcto tener en cuenta a los individuos de mayor estatura para acotar las dimensiones, por ejemplo del espacio a reservar para las piernas debajo de la mesa, y a los individuos de menor estatura para acotar las dimensiones de las zonas de alcance en plano horizontal. (percentiles 95 - 5).

Pues bien, para establecer las dimensiones esenciales de un puesto de trabajo de oficina, tendremos en cuenta los criterios siguientes:

  • Altura del plano de trabajo.
  • Espacio reservado para las piernas.
  • Zonas de alcance óptimas del área de trabajo.

Altura del plano de trabajo

La determinación de la altura del plano de trabajo es muy importante para la concepción de los puestos de trabajo, ya que si ésta es demasiado afta tendremos que levantar la espalda con el consiguiente dolor en los homóplatos, si por el contrario es demasiado baja provocaremos que la espalda se doble más de lo normal creando dolores en los músculos de la espalda.

Es pues necesario que el plano de trabajo se sitúe a una altura adecuada a la talla del operario, ya sea en trabajos sentado o de pie.

Para un trabajo sentado, la altura óptima del plano de trabajo estará en función del tipo de trabajo que vaya a realizarse, si requiere una cierta precisión, si se va a utilizar máquina de escribir, si hay exigencias de tipo visual o si se requiere un esfuerzo mantenido.

Si el trabajo requiere el uso de máquina de escribir y una gran libertad de movimientos es necesario que el plano de trabajo esté situado a la altura de los codos; el nivel del plano de trabajo nos lo da la altura de la máquina, por lo tanto la altura de la mesa de trabajo deberá ser un poco más baja que la altura de los codos.

Si por el contrario el trabajo es de oficina, leer y escribir, la altura del plano de trabajo se situará a la altura de los codos, teniendo presente elegir la altura para las personas de mayor talla ya que los demás pueden adaptar la altura con sillas regulables.

Las alturas del plano de trabajo recomendadas para trabajos sentados serán los indicados en la figura 1 para distintos tipos de trabajo.

 

Fig. 1: Altura del plano de trabajo para puestos de trabajo sentado (cotas en mm)

Espacio reservado para las piernas

En este apartado se pretende definir si el espacio reservado para las piernas permite el confort postural del operario en situación de trabajo.

Las dimensiones mínimas de los espacios libres para piernas, serán las que se dan en la figura 2.

Fig. 2: Cotas de emplazamiento para las piernas en puestos de trabajo sentado

Zonas de alcance óptimas del área de trabajo

Una buena disposición de los elementos a manipular en el área de trabajo no nos obligará a realizar movimientos forzados del tronco con los consiguientes problemas de dolores de espalda.

Tanto en el plano vertical como en el horizontal, debemos determinar cuales son las distancias óptimas que consigan un confort postural adecuado, y que se dan en las figuras 3 y 4 para el plano vertical y el horizontal, respectivamente.

 

Fig. 3: Arco de manipulación vertical en el plano sagital

Fig. 4: Arco horizontal de alcance del brazo y área de trabajo sobre una mesa (cotas en mm)

Postura de trabajo

No por el mero hecho de trabajar sentado podemos decir que el trabajo de oficina es un trabajo cómodo; sin embargo, es cierto que una posición de trabajo de pie implica un esfuerzo muscular estático de pies y piernas que desaparece cuando nos sentamos. Esto ha provocado el aumento del número de puestos de trabajo sentado, llegando a alcanzar aproximadamente, en países industrial izados, las tres cuartas partes de la población activa.

Sin embargo, no todo son ventajas en el trabajo sentado. Existen inconvenientes por el mantenimiento prolongado de la posición, inconvenientes que se derivan en problemas que afectan primordialmente a la espalda.

Para conseguir una postura de trabajo correcta partiremos del análisis de los criterios relacionados con el equipamiento básico, que comprende:

  • La silla de trabajo.
  • La mesa de trabajo.
  • Apoyapiés.
  • Apoyabrazos.

Silla de trabajo

Es evidente que la relativa comodidad y la utilidad funcional de sillas y asientos son consecuencia de su diseño en relación con la estructura física y la mecánica del cuerpo humano.

Los usos diferentes de sillas y asientos, y las dimensiones individuales requieren de diseños específicos, no obstante, hay determinadas líneas generales que pueden ayudar a elegir diseños convenientes al trabajo a realizar.

La concepción ergonómica de una silla para trabajo de oficina ha de satisfacer una serie de datos y características de diseño:

El asiento responderá a las características siguientes:

  • Regulable en altura (en posición sentado) margen ajuste entre 380 y 500 mm.
  • Anchura entre 400 - 450 mm.
  • Profundidad entre 380 y 420 mm.
  • Acolchado de 20 mm. recubierto con tela flexible y transpirable.
  • Borde anterior inclinado (gran radio de inclinación).

La elección del respaldo se hará en función de los existentes en el mercado, respaldos altos y/o respaldos bajos.

Un respaldo bajo debe ser regulable en altura e inclinación y conseguir el correcto apoyo de las vértebras lumbares. Las dimensiones serán:

  • Anchura 400 - 450 mm.
  • Altura 250 - 300 mm.
  • Ajuste en altura de 150 - 250 mm.

El respaldo alto debe permitir el apoyo lumbar y ser regulable en inclinación, con las siguientes características:

  • Regulación de la inclinación hacía atrás 15º.
  • Anchura 300 - 350 mm.
  • Altura 450 - 500 mm.
  • Material igual al del asiento.

Los respaldos altos permiten un apoyo total de la espalda y por ello la posibilidad de relajar los músculos y reducir la fatiga.

La base de apoyo de la silla debe garantizar una correcta estabilidad de la misma y por ello dispondrá de cinco brazos con ruedas que permitan la libertad de movimiento.

La longitud de los brazos será por lo menos igual a la del asiento (380-450 mm.).

En la figura 5 se apuntan las características de diseño de las sillas de trabajo.

 

Fig. 5: Silla de trabajo con respaldo alto para trabajos de oficina

Mesas de Trabajo

Una buena mesa de trabajo debe facilitar el desarrollo adecuado de la tarea; por ello, a la hora de elegir una mesa para trabajos de oficina, deberemos exigir que cumpla los siguientes requisitos:

  • Si la altura es fija, ésta será de aproximadamente 700 mm.
  • Si la altura es regulable, la amplitud de regulación estará entre 680 y 700 mm.
  • La superficie mínima será de 1.200 mm de ancho y 800 mm de largo.
  • El espesor no debe ser mayor de 30 mm.
  • La superficie será de material mate y color claro suave, rechazándose las superficies brillantes y oscuras.
  • Permitirá la colocación y los cambios de posición de las piernas.

Apoyapiés

Los apoyapiés tienen un papel importante, siempre que no se disponga de mesas regulables en altura, ya que permiten, generalmente a las personas de pequeña estatura, evitar posturas inadecuadas.

La superficie de apoyo debe asegurar la correcta situación de los pies; las características serán:

  • Anchura 400 mm.
  • Profundidad 400 mm.
  • Altura 50 - 250 mm.
  • Inclinación 10º.

Es aconsejable asimismo que la superficie de apoyo de los pies sea de material antideslizante.

Apoyabrazos

La utilización de apoyabrazos está indicada en trabajos que exigen gran estabilidad de la mano y en trabajos que no requieren gran libertad de movimiento y no es posible apoyar el antebrazo en el plano de trabajo.

  • Anchura 60 - 100 mm.
  • Longitud - que permita apoyar el antebrazo y el canto de la mano.

La forma de los apoyabrazos será plana con los rebordes redondeados.

Exigencias del confort ambiental

Un gran grupo de factores que puede influir, y de hecho influyen en la concepción de los puestos de trabajo, son los factores ambientales.

El ambiente de trabajo debe mantener una relación directa con el individuo y conseguir que los factores ambientales estén dentro de los límites del confort con el fin de conseguir un grado de bienestar y satisfacción.

Se han elegido como factores ambientales de estudio los siguientes:

  • Iluminación.
  • Ruido.
  • Temperatura.

Ambiente luminoso

Elegir un buen sistema de iluminación de los puestos de trabajo para conseguir un cierto confort visual y una buena percepción visual precisa del estudio de los siguientes puntos:

  • Nivel de iluminación del punto de trabajo.
  • Tipo de tarea a realizar (objetos a manipular).
  • El contraste entre los objetos a manipular y el entorno.
  • La edad del trabajador.
  • Disposición de las luminarias.

La no consideración de estos factores puede provocar fatiga visual, ya sea por una solicitación excesiva de los músculos ciliares, o bien por efecto de contrastes demasiado fuertes sobre la retina.

Como indicaciones de carácter general a tener en cuenta para una correcta iluminación del área de trabajo serán:

  • Las luminarias deberán equiparse con difusores para impedir la visión directa de la lámpara.
  • Las luminarias se colocarán de forma que el ángulo de visión sea superior a 300 respecto a la visión horizontal (según queda representado en la fig. 6).

Fig. 6: Situación de las luminarias en función del ángulo de visión

La situación de las luminarias debe realizarse deforma que la reflexión sobre la superficie de trabajo no coincida con el ángulo de visión del operario. (según se aprecia en la fig. 7).

 

Fig. 7: Situación de las luminarias en relación con el ángulo de reflexión de la superficie de trabajo A la izquierda, disposición de luminarias deficiente, la luz reflejada coincide con la linea de visión.
A la derecha, disposición correcta de luminarias, la luz reflejada no coincide con la linea de visión.

  • Se evitarán las superficies de trabajo con materiales brillantes y colores oscuros.
  • Si se dispone de luz natural, se procurará que las ventanas dispongan de elementos de protección regulables que impidan tanto el deslumbramiento como el calor provocado por los rayos del sol.
  • La situación de las ventanas permitirá la visión al exterior.

Otro punto a tener en cuenta en este apartado de iluminación es la elección del color de los elementos que componen el puesto de trabajo y del entorno.

Los colores poseen unos coeficientes de reflexión determinados y provocan unos efectos psicológicos (ver Cuadro 1) sobre el trabajador, por lo tanto es importante, antes de decidir el color de una sala, tener en cuenta el tipo de trabajo que se va a realizar. Si se trata de un trabajo monótono, es aconsejable la utilización de colores estimulantes, no en toda la superficie del local pero sí en superficies pequeñas como mamparas, puertas etc.

 

Cuadro 1: Efectos psicológicos de los colores

Si la tarea a realizar requiere una gran concentración elegiremos colores claros y neutros.

Por regla general los colores intensos los reservaremos para zonas en que la estancia de los trabajadores sea corta, ya que a largo plazo pueden provocar fatiga visual, reservando para paredes y techos de salas de trabajo, colores claros y neutros.

Ambiente sonoro

Para los trabajos de oficina que exigen una cierta concentración y una comunicación verbal frecuente, el ruido puede ser un verdadero problema, no en el aspecto de pérdida de audición sino en el de confort.

Los niveles de ruido a partir de los cuales se considera que pueden provocar disconfort en estos puestos de trabajo se sitúan entre los 55 y 65 dB (A).

Los ruidos son generados principalmente por el teléfono, las máquinas utilizadas y las conversaciones; por lo que en general, se prefieren los espacios de trabajo de dimensiones mas bien reducidas a las grandes salas de trabajo, ya que en estas últimas se produce básicamente:

  • Una falta de concentración.
  • Una falta de intimidad.

Según se puede observar en la figura 8, las conversaciones constituyen la primera causa de disconfort y distracción, no tanto por el nivel sonoro generado sino por la percepción del contenido informativo.

 

Fig. 8: Distribución de respuestas a la pregunta sobre cuál es la fuente del ruido más molesto en trabajos de oficina. Según Nemecek y Grandjean

Ambiente térmico
Conseguir un ambiente térmico adecuado en oficinas está condicionado por el estudio y adaptación de los siguientes factores:

  • La temperatura del aire.
  • La humedad del aire.
  • La temperatura de paredes y objetos.
  • La velocidad del aire.

Dado que el trabajo en oficinas es un trabajo sedentario, sin esfuerzo físico importante, las condiciones de confort térmico serán las indicadas en el Cuadro 2.

 

Cuadro 2: Valores aconsejables de temperatura en trabajos de oficina

 

Análisis ergonómico de los espacios de trabajo en oficinas

Sillas de oficina / mobiliario de oficina / muebles de oficina (VIII)     Fecha añadida: 16/11/2006
 

Sillas de oficina / sillones de dirección / sillas de madera / muebles de oficina / sofás / bancadas / mobiliario de hostelería / taburetes / sillas plegables, etc...

Sentarse bien, Sentirse bien


El 30% de los trabajadores europeos se quejan de dolores de espalda. El 80% ha padecido en alguna ocasión un episodio de dolor de espalda; el 45% declara trabajar en posturas dolorosas o que provocan fatiga.

Las lesiones musculoesqueléticas relacionadas con el trabajo de oficina se deben principalmente a dos factores: a la adopción de posturas incorrectas (espalda no apoyada en la silla, falta de espacio en la mesa para las muñecas...) y al excesivo sedentarismo. Cuando una persona permanece durante mucho tiempo sentada, se incrementa la presión en su espalda, y aunque al principio no sienta molestias, al cabo de los años pueden aparecer serios problemas y enfermedades.

Sentarse correctamente es muy importante, pero para evitar problemas, también lo es cambiar de postura o levantarse cada cierto tiempo. Las posturas inadecuadas pueden provocar múltiples trastornos: contracturas, tendiditis, lesiones en el codo y en la muñeca…

La postura saludable

Para adoptarla, en primer lugar es necesario sustituir posturas estáticas por la de estar sentado en movimiento activo. Para ello, el respaldo de la silla no debe ser excesivamente rígido. Tiene que permitir cierta flexibilidad, moviéndose en pequeños ángulos sobre una posición fija. En segundo lugar, es muy importante no permanecer sentado en la misma postura durante mucho tiempo seguido. Cambie de postura frecuentemente.

Expuestas estas dos reglas de oro, Ofita señala que la postura correcta es la siguiente:

- Con la columna erguida, puesto que de este modo ésta presenta su forma natural de S abierta. Por contra, la postura curvada es perniciosa porque cargamos la columna y los ligamentos de manera irregular. Igualmente, los músculos trabajan de forma incorrecta.

Los hombros caen hacia adelante en esta postura, y los brazos cuelgan por la parte anterior del cuerpo y están girados hacia dentro. Esta postura incorrecta además hace que la cabeza esté anormalmente adelantada. Por lo tanto, el tronco erguido, y apoyado en el respaldo de la silla.

  • Una postura lo más estable posible; es decir, que el usuario no esté desplomado en su asiento.
  • Por otra parte, la mayoría de las actividades que realizamos a diario sentados en la oficina, como por ejemplo escribir a mano o con el teclado del ordenador, exigen que los brazos estén girados hacia adentro. Sin embargo, para posibilitar la adopción de la postura corporal erguida, los brazos deberían estar más a menudo vueltos hacia fuera. Además, es muy importante que estén apoyados sobre la silla (sobre su reposabrazos) o sobre la mesa.
  • También la posición de las piernas ejerce una gran influencia sobre la postura corporal. En posición sedente debemos mantener las piernas ligeramente abiertas y las dos plantas apoyadas sobre el suelo; es decir es nocivo cruzar las piernas una por encima de la otra y mantener esa postura.
  • Las rodillas deben formar un ángulo recto con los músculos.
  • El pie debe formar un ángulo aproximadamente de 90º con la pantorrilla.
  • La pantorrilla vertical, y formando un ángulo de 90º con el muslo.
  • El muslo horizontal.
  • El muslo forma un ángulo de 90º con el tronco.

La silla

La mayoría de las dolencias relacionadas con la oficina tienen su origen en una mala elección de la silla sobre la que las personas permanecen sentadas más de ocho horas diarias. Para que una silla sea saludable y no ocasione estos problemas, su diseño debe responder a criterios ergonómicos y no sólo a los puramente estéticos, de modo que el usuario encuentre en el asiento el apoyo que necesita para mantener una postura correcta y saludable.

Una silla ergonómica evita dolores y enfermedades, y además crea estados psicológicos saludables: logra una mayor eficiencia en el desarrollo del trabajo, disminuye la fatiga e incrementa el bienestar general de su usuario y su motivación en el trabajo.

Requisitos ergonómicos para una silla saludable

Lo primero que debemos exigir a una silla de oficina es que haya sido diseñada según criterios ergonómicos, lo que significa que debe ser capaz de adaptarse a la complexión física de su usuario y a la actividad que éste realiza, lo que le permitirá adoptar una postura correcta en todo momento.

Así, la silla ergonómica y saludable debe cumplir los siguientes requisitos:

1. La silla debe adaptarse a su usuario; a la variedad de individuos. Para ello deberá estar dotada de: giro, movilidad, regulación de altura del asiento (los pies deben estar apoyados totalmente en el suelo), regulación de altura del respaldo (para que permita un apoyo lumbar correcto) y regulación de altura del reposabrazos.

La regulación de profundidad del asiento también puede ser importante para personas demasiado altas o bajas.

La silla debe adaptarse perfectamente a las diferentes actividades. Para ello es necesaria la regulación de las inclinaciones del asiento y del respaldo.

2. El respaldo debe hacer posible que la espalda esté correctamente apoyada.

El respaldo debe posibilitar que adoptemos una postura erguida, brindando apoyo al tronco en su totalidad, y en particular es especialmente importante el apoyo del área lumbar. Por otra parte, el respaldo no debe ser demasiado ancho en su parte superior para que no reste movilidad a los brazos. Debe disponer también de cierta curvatura, visto lateralmente, para adaptarse a la forma de la espalda. Con la forma de una S suave, cóncava a la altura torácica y convexa a nivel lumbar, para que se adapte a la estructura de la espalda.

Igualmente, se recomienda la posibilidad de regular en altura el respaldo o, en su defecto, la regulación del área más saliente de la curvatura lumbar del respaldo, de modo que la altura del apoyo lumbar varíe entre un rango de al menos 6 cm.

3. La silla debe ser segura

Las sillas de trabajo deben ser giratorias y sus bases han de estar dotadas de 5 radios para evitar su vuelco, frente a las antiguas cuatro patas. El centro de gravedad de la silla más el usuario, no debe quedar fuera de la superficie ocupada por la base en ninguna de las posturas "límite" que pueda adoptar el usuario; desde la posición de sentado en el borde delantero del asiento, con el cuerpo inclinado hacia delante, hasta la posición de máxima inclinación hacia atrás del respaldo.

Un desplazamiento fortuito de la silla en el momento en que el usuario va a sentarse podría ser peligroso; para evitar esto existen sistemas de ruedas "autofrenadas" que no avanzan cuando no hay nadie sentado en ellas.

4. La silla debe posibilitar una posición sentada dinámica.

La silla debe adaptarse a los movimientos del usuario y a las diferentes actividades. En este sentido, se recomiendan sistemas que permitan la sincronización de movimientos asiento/respaldo. Un buen sistema de sincronización debe permitir una proporción media de movimiento de 2-1, es decir, por cada dos puntos que reclinemos el respaldo, el borde delantero del asiento debe elevarse aproximadamente 1 punto.

Normalmente no nos preocupamos de ajustar la silla a la actividad de cada momento, por ello son muy interesantes estos mecanismos que lo hacen de forma automática en consonancia con los cambios de postura del usuario.

Otros requisitos:

  • Los sistemas de ajuste deben ser de manipulación segura y accesibles desde la posición sedente, sin que requieran demasiado esfuerzo para accionarlos. No deben activarse involuntariamente.
  • Los reposabrazos son convenientes para dar apoyo y descanso a los codos y antebrazos. Un buen apoyo de brazos reducirá la sensación de fatiga en el área cervical. Su longitud debe ser algo menor que la del asiento para que no nos impida acercar la silla a la mesa. Además deben ser gruesos y no deben tener bordes agudos.
  • Los asientos no han de ser excesivamente blandos; no hay que confundir confort o comodidad con ergonomía. El asiento debe ser mullido pero proporcionar un apoyo firme en toda su superficie.
  • Diseño que amortigüe la sacudida al sentarse.
  • Los bordes delanteros del asiento han de disponer de una curvatura adecuada para no oprimir la pierna por su parte inferior y no obstaculizar la circulación de la sangre en las piernas.

Consejos para un óptimo día a día

  • Cambie de postura frecuentemente, y levántese de vez en cuando.
  • Seleccione mobiliario y equipamiento que cumpla con las recomendaciones ergonómicas.
  • Varíe las tareas que realiza.
  • Organice su mesa, colocando los elementos de mayor uso, como el ratón o el teléfono, de forma que pueda alcanzarlos fácilmente.
  • Realice estiramientos dentro y fuera de la oficina, que ayudarán a reducir la fatiga y mejorarán la circulación.
  • En la oficina levante la vista y enfoque un punto lejano para descansar. También es bueno cerrar los ojos con la ayuda de las palmas de las manos, pero sin presionar.
  • Para los dolores de muñecas y dedos un buen ejercicio es lavarse las manos con agua fría a menudo. Esto mejora la circulación y alivia las molestias.
  • Para evitar dolores de espalda, una vez descartadas las enfermedades, es muy recomendable realizar cada 45 minutos microdescansos de 2 minutos, ejecutando estiramientos de brazos, piernas y columna. Tómese un respiro. Los descansos cortos y regulares son más beneficiosos que las pausas más largas cada menos tiempo.
  • De vez en cuando estire y doble alternativamente las piernas y trabaje variando la postura de los antebrazos.
  • No utilice su silla en la posición que se la entreguen. Aprenda a ajustar la altura del asiento, su inclinación... y cuantas regulaciones admitan su silla y mesa de trabajo.
  • Intente alternar el uso del ratón con mano derecha e izquierda indistintamente, para no sobrecargar más un lado que otro de nuestra espalda.
  • Realice ejercicios de respiración. Aspire profundamente por la nariz. Aguante el aire durante tres segundos. Después espire lentamente por la boca: dé ocho respiraciones cortas seguida de una larga.
  • Rodéese de alguna planta y de objetos que aporten toques de color a su puesto de trabajo.
  • Para ejercitar los músculos focales, mire alternativamente objetos cercanos (a unos diez centímetros) y lejanos (a más de 6 metros) por la ventana, fijándose en los detalles.
  • Saque tiempo para pasear; su cuerpo y su mente se lo agradecerán.
  • Para que la oficina sea sana, además de ergonómica, debe respetar al Medio Ambiente. Si el espacio de trabajo está enfermo, si no es ecológico, también las personas que trabajan en él, se sentirán mal (a causa de la presencia de contaminantes ambientales, de productos tóxicos o nocivos…).

Por ello, "sea ecologista" en la oficina; se sentirá mejor.

Sillas de oficina / mobiliario de oficina / muebles de oficina (IX)     Fecha añadida: 15/11/2006
 

 

Sillas de oficina / sillones de dirección / sillas de madera / muebles de oficina / sofás / bancadas / mobiliario de hostelería / taburetes / sillas plegables, etc...

Guía para la de Prevención de Riesgos Laborales en Oficinas.


1. Objetivos de la Guía www.sillería-oficina.com

El trabajo de oficina implica el uso continuado de muebles, equipos informáticos, manejo de software, así como la exposición a determinadas condiciones ambientales de ruido, temperatura y humedad e iluminación, cuyo correcto diseño tiene una importante influencia sobre la comodidad, eficacia en el trabajo e, incluso, sobre la salud de los trabajadores y trabajadoras.

La masiva incorporación de terminales de ordenador a los puestos de oficina ha hecho aumentar la incidencia de patologías ocupacionales que afectan a una parte importante de la población ocupada en el sector. Determinados problemas como las molestias musculares en la zona del cuello y la espalda, la fatiga y alteraciones visuales o el estrés, son los problemas manifestados con mayor frecuencia.

Aunque la gravedad de la mayoría de los problemas que se presentan en las oficinas es bastante menos acusada que en otros tipos de ocupaciones, como la construcción o la industria (donde se producen accidentes graves e incluso muertes), es preciso abordar soluciones efectivas, sobre todo teniendo en cuenta que dichos problemas son relativamente fáciles de resolver.

Figura 1.1. Aspectos a considerar en la prevención de riesgos en el trabajo de oficina

Figura 1.1. Aspectos a considerar en la prevención de riesgos en el trabajo de oficina

Desde el punto de vista de la gestión de riesgos laborales, la prevención en el campo del trabajo de oficina pasa por abordar cuatro tipos de cuestiones (figura 1.1):

  1. Un adecuado diseño de las instalaciones (locales, climatización, iluminación y acondicionamiento acústico). Este aspecto asegura disponer de condiciones ambientales correctas, cumpliendo con los requisitos mínimos en materia de Higiene y Seguridad.
  2. Una correcta selección del equipamiento que se compra (sillas y mesas de trabajo, equipos informáticos, programas, etc.). En el caso del mobiliario, el cumplimiento de unos requisitos mínimos de calidad ergonómica permitirá prevenir una buena parte de las molestias de tipo postural tan frecuentes en las oficinas. La selección de equipos informáticos adecuados, así como de los complementos necesarios es también un factor a tener en cuenta para prevenir alteraciones visuales o molestias.
  3. Una correcta organización de las tareas, evitando sistemas de trabajo que conducen a situaciones de estrés, desmotivación en el trabajo y otros problemas de naturaleza psicosocial.
  4. Finalmente, todas las acciones anteriores pueden resultar ineficaces si se deja de lado la necesaria labor de formación e información de los trabajadores. Este aspecto es especialmente importante en tareas que presentan un alto grado de autonomía en la organización del propio puesto de trabajo, como es el caso de las tareas de oficina. De poco sirve disponer de buenos equipos si el usuario no conoce la forma de distribuir los elementos de trabajo, no ha recibido información sobre cómo debe ajustar el mobiliario que utiliza o carece de información acerca de la importancia de determinados hábitos de trabajo.

Es precisamente este último punto el que se trata de abordar mediante la elaboración de esta Guía, en la que hemos pretendido recopilar la información mínima que deben conocer los trabajadores de oficina en general y, especialmente, los que desarrollan un trabajo informático intensivo.

En los capítulos que siguen se describen algunos aspectos que permitirán al usuario conocer las respuestas a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuáles son los riesgos asociados al trabajo de oficina?
  • ¿Cuáles son las características que debe reunir el equipamiento de trabajo?
  • ¿Cómo puedo mejorar la configuración de mi puesto de trabajo?

En definitiva, el objetivo de esta Guía del Usuario es contribuir a la formación e información de los trabajadores acerca de los riesgos específicos de su puesto de trabajo.


2. Descripción de los principales riesgos asociados al trabajo de oficina

A continuación se describen los principales riesgos asociados al trabajo de oficina, las causas que los determinan y las posibles consecuencias sobre la salud y bienestar de los trabajadores. También puede consultarse un cuadro resumen de los principales problemas ergonómicos asociados al trabajo de oficina: Carga física, Condiciones Ambientales y Aspectos Psicosociales.

2.1. Riesgos relacionados con la Carga Física

En esta en este apartado se pretende informar sobre los problemas musculoesqueléticos asociados al trabajo de oficina, y sobre las relaciones fundamentales entre la aparición de molestias y las características del puesto de trabajo, agrupadas en los siguientes apartados: entorno de trabajo, silla de trabajo, mesa de trabajo y ubicación del ordenador.

Problemas musculoesqueléticos asociados al trabajo de oficina

Los problemas de tipo musculoesquelético asociados al trabajo de oficina, particularmente en las tareas informáticas, se deben a los siguientes factores: Movilidad restringida, asociada al trabajo sedentario. Malas posturas (figura 2.1.1), asociadas tanto a la forma de sentarse (falta de apoyo en la espalda, posturas con la espalda muy flexionada), como a la posición de la cabeza-cuello (flexión o torsión del cuello al escribir o mirar la pantalla, respectivamente) y a la posición de los brazos y muñecas mientras se teclea (brazos sin apoyo, falta de sitio para apoyar las muñecas, desviación cubital de las manos al teclear).

Figura 2.1.1. Posturas inadecuadas más frecuentes en el trabajo de oficina

Figura 2.1.1. Posturas inadecuadas más frecuentes en el trabajo de oficina: 1 giro de la cabeza; 2 falta de apoyo en la espalda; 3 elevación de hombros debido al mal ajuste de la altura mesa-asiento; 4 falta de apoyo para las muñecas y antebrazos; 5 extensión y desviación de la muñeca al teclear. ¿Reconoce algunas como propias?

La conjunción de estos dos factores (malas posturas mantenidas durante periodos de tiempo prolongados) determinan la existencia de esfuerzos musculares estáticos. Este tipo de esfuerzos corresponden a pequeñas contracciones de diferentes grupos musculares, fundamentalmente de la espalda, cuello y hombros, contracciones que se mantienen de forma prolongada a lo largo de la jornada de trabajo. Aunque su nivel es lo suficientemente bajo para que los usuarios no los perciban, este tipo de pequeños esfuerzos es suficiente para provocar fatiga y dolores musculares, sobre todo en aquellas personas que llevan una vida sedentaria con poco ejercicio.

Además, la posición sentada supone una sobrecarga en la zona lumbar de la espalda, que está sometida a esfuerzos mecánicos superiores a los que se producen de pie. Este factor es importante en personas que ya padecen lesiones de espalda pudiendo, incluso, contribuir a la aparición de alteraciones lumbares, junto con otros muchos factores ajenos al trabajo (fumar, vida sedentaria, cuidar niños pequeños, esfuerzos fuera del trabajo, etc.).

Finalmente, la posición sentada puede dar lugar a otros problemas de tipo circulatorio (entumecimiento de las piernas), debido a la presión del asiento en los muslos y corvas y a la poca movilidad de las piernas.

Entorno de trabajo

Afecta negativamente cuando no hay espacio suficiente para moverse, ya que favorece las posturas estáticas o provoca posturas forzadas. Cuanto más estático y sedentario sea un trabajo, tanto más importante es que el entorno facilite los movimientos y los cambios de postura (figura 2.1.2).

Figura 2.1.2. En los trabajos sedentarios debe favorecerse que el trabajador se mueva y cambie de postura

Figura 2.1.2. En los trabajos sedentarios debe favorecerse que el trabajador se mueva y cambie de postura. Hay que evitar los puestos de trabajo donde el oficinista no puede moverse con holgura.

Silla de trabajo

Sus formas, dimensiones y la adecuada regulación de la silla afectan a la postura del tronco, a la movilidad de la espalda y a la movilidad de las piernas. La existencia de unos reposabrazos adecuados permitirán apoyar los brazos en determinadas tareas, aliviando la tensión muscular en los hombros.

Mesa de trabajo

Muchos oficinistas culpan a su silla de las molestias musculares que padecen en su trabajo. En muchas ocasiones este juicio es erróneo. La mesa de trabajo es tanto o más importante que la silla para prevenir determinadas molestias, sobre todo las relativas a la zona del cuello y de los hombros, que son precisamente los problemas más frecuentes en las oficinas. Las dimensiones del tablero de la mesa determinan la posibilidad de distribuir adecuadamente los elementos de trabajo, especialmente el ordenador, evitando las posturas con torsión de tronco o giros de la cabeza. El espacio libre debajo de la mesa determina la posibilidad de aprovechar mejor la mesa y favorece la movilidad. Otras características de la mesa, como sus acabados, están relacionados con cuestiones de seguridad (bordes y esquinas redondeados, electrificación para evitar la existencia de cables sueltos, etc.). Finalmente, la existencia de determinados complementos puede mejorar mucho la funcionalidad y ergonomía de la mesa (reposapiés, soportes para el monitor, superficies auxiliares, bandejas para documentación, etc.).

Ubicación del ordenador

La correcta colocación del ordenador sobre la mesa puede evitar una gran parte de los problemas posturales asociados a las tareas informáticas. Los principales problemas se asocian a las siguientes situaciones:

  • Ordenador situado a un lado, de forma que se trabaja con torsión del tronco y giro de la cabeza. Provoca esfuerzos estáticos en la espalda y zona del cuello-hombros.
  • Pantalla demasiado cerca de los ojos
  • Pantalla demasiado alta
  • Falta de sitio para apoyar las muñecas y los antebrazos mientras se teclea o se maneja el ratón.

Es evidente que en muchas ocasiones estos problemas se deben, sobre todo, a las reducidas dimensiones de la mesa o a la falta de espacio debajo, lo que obliga al trabajador a sentarse en una zona restringida de la mesa. En otros muchos casos, sin embargo, es relativamente fácil mejorar la comodidad mientras se trabaja colocando el ordenador de forma adecuada.


2.2. Riesgos relacionados con las Condiciones Ambientales

Las condiciones ambientales de las oficinas que presentan un mayor impacto sobre el trabajo son las siguientes: Iluminación, Climatización y Ruido.

Iluminación.

Las tareas de oficina están ligadas a la lectura, tanto de documentos como de textos sobre la pantalla del ordenador; por tanto, se trata de tareas con altos requerimientos visuales en las que las condiciones de iluminación resultan muy importantes para prevenir molestias y problemas visuales.

Figura 2.2.1. Las fuentes de luz deben evitar la aparición de reflejos en la pantalla del ordenador o los deslumbramientos.

Figura 2.2.1. Las fuentes de luz deben evitar la aparición de reflejos en la pantalla del ordenador o los deslumbramientos.

El problema más frecuente en las oficinas actuales está relacionado con la aparición de reflejos en las pantallas de los ordenadores (figura 2.2.1), asociados a la presencia de focos de luz directa, tanto natural (ventanas), como artificial. Es necesario analizar la distribución de focos de luz con relación a los puestos de trabajo para evitar este tipo de problemas, disponiendo, en caso necesario, de los elementos de difusión de la luz adecuados (persianas y cortinas en las ventanas o difusores en los focos de iluminación general). Hay que señalar que en muchas ocasiones estos reflejos inducen al trabajador a cambiar la colocación del ordenador sobre la mesa, ubicándolo en una zona posiblemente incorrecta desde el punto de vista de la comodidad postural; en estos casos se evitan los reflejos, pero a costa de crear un nuevo problema postural. En caso de detectar reflejos, solicite la colocación de persianas o pantallas difusoras de la luz, pero no coloque nunca el ordenador en una posición que le obligue a trabajar en una postura incómoda. Las pantallas de los ordenadores nuevos disponen de un tratamiento antirreflejos que atenúan el problema. Asimismo, los filtros de pantalla antirreflejos pueden ser útiles, pero sólo cuando no existen reflejos procedentes de focos de luz muy intensa.

Relacionado con la existencia de fuentes de luz directa muy intensa está el problemas de los deslumbramientos, también asociados a luz reflejada sobre superficies muy claras. Las soluciones para las luces directas son similares a las anteriormente descritas, esto es, disponer de elementos que difundan la luz. La luz reflejada desde superficies claras apenas se nota si la pantalla tiene tratamiento antirreflejos. Otro problema frecuente es la insuficiente iluminación del entorno. La mejor solución es disponer de una iluminación general homogénea de luz difusa, con un nivel suficiente, usando otros focos de iluminación complementara en los puntos en los que sea necesario. Finalmente, hay que cuidar el contraste (relación entre la luz emitida por dos superficies) entre las diferentes superficies de trabajo (papeles, pantalla del ordenador y mesa de trabajo). Con los programas actuales, en los que se utilizan caracteres negros sobre fondo claro, han desaparecido los fuertes contrastes entre los documentos y la pantalla del ordenador. No obstante, es conveniente atender al contraste entre la mesa y el resto de superficies; este consejo es especialmente importante al elegir las mesas, sobre todo las destinadas a puestos de directivos, quienes suelen preferir superficies demasiado oscuras. Las superficies en gris, beige, crema o color madera natural (más o menos clara), proporcionan contrastes adecuados. En cualquiera de los casos, son preferibles los acabados mate antes que los brillantes (que pueden dar lugar a reflejos).

Climatización

En casi todas las oficinas de nuestras latitudes se está imponiendo la existencia de sistemas de climatización tanto para verano como para invierno. La regulación del nivel de calor/frío suele ser origen de disputas, sobre todo en locales compartidos con sistemas centralizados. Este problema suele presentarse en verano, donde los trabajadores que tienen el puesto debajo de una salida de aire perciben un chorro de aire frío bastante molesto (puede incluso contribuir a la aparición de resfriados o dolores musculares en el cuello); por el contrario, los que están lejos de los difusores o cerca de paredes o ventanas con alta insolación pasan mucho calor. El resultado es una continua pugna por bajar o subir el nivel del termostato, lo que da lugar a una situación cada vez más inestable del sistema (se baja o se sube más de lo debido), que sólo acentúa el problema. Si usted padece la existencia de un difusor molesto justo encima, solicite a los responsables del mantenimiento de su sistema de climatización que orienten de forma adecuada los difusores, o que regulen la velocidad de salida del aire. El problema suele estar ligado a los diferentes requisitos de la velocidad de salida del aire en verano y en invierno. Así, en invierno el aire sale caliente y, para conseguir que llegue al suelo, se precisan velocidades de salida más altas (el aire caliente tiende a subir). Por el contrario, en verano, el aire sale fresco y se precisa una velocidad menor. Si un usuario está trabajando debajo de una salida de aire, no presentará demasiadas molestias en invierno, pero en verano sufrirá una incomodidad notable asociada más a la velocidad del aire que a la temperatura del local. El problema se resuelve, por tanto, regulando la velocidad del aire y no subiendo la temperatura del termostato.

Otro problema relativamente frecuente es la falta de mantenimiento en las instalaciones, lo que da lugar a la acumulación de suciedad y gérmenes en las conducciones y filtros, incrementando el riesgo de constipados e irritaciones de los ojos, sobre todo en verano. Para evitarlo debe revisarse y limpiarse la instalación cada cierto tiempo.

Ruido

En la actualidad una buena parte del trabajo de oficina se desarrolla en locales más o menos grandes en los que trabajan varios oficinistas, o en despachos compartidos. En este tipo de locales se acumulan fuentes de ruido como son las impresoras (sobre todo las matriciales), los teléfonos, fotocopiadoras, ventiladores de los equipos y las voces de las personas. Sin embargo, los niveles de ruido normales en una oficina suelen estar muy por debajo de los necesarios para provocar problemas de salud. El principal problema está asociado a las molestias e interferencias que se producen para concentrarse en el trabajo o para mantener una conversación. En este sentido, la fuente de ruido más influyente es precisamente el de las conversaciones que se desarrollan a nuestro alrededor. La disposición de materiales absorbentes del ruido en el techo, suelos o mamparas de separación es una solución muy efectiva.

 


 

2.3. Riesgos relacionados con Aspectos Psicosociales

Además de las relaciones físicas entre el trabajador y su puesto y entorno de trabajo, no debemos perder de vista otras cuestiones asociadas a la forma en la que se organiza el trabajo, que determinan las demandas de tipo psicológico a las que se enfrenta el trabajador. Las recomendaciones del INSHT en este sentido están orientadas a evitar las siguientes situaciones:

  • Situaciones de sobrecarga o subcarga.
  • La repetitividad que pueda provocar monotonía e insatisfacción.
  • La presión indebida de tiempos.
  • Las situaciones de aislamiento que impidan el contacto social en el lugar de trabajo.

Uno de los factores señalados como convenientes es la posibilidad de que se organice el trabajo de forma que el usuario se marque su propio ritmo de trabajo, de manera que realice pequeñas pausas para evitar la fatiga. Si esto no es posible, deberán establecerse pausas periódicas reglamentadas o cambios de actividad que reduzcan la carga de trabajo frente a la pantalla del ordenador.

Además, hay otra serie muy extensa de factores a considerar en este campo (ritmos de trabajo, contenidos de la tarea y su adecuación a la formación y expectativas de los trabajadores, tipo de supervisión del trabajo que se realiza por parte de los superiores, percepción de la valoración del trabajo por otros trabajadores de la organización, niveles de autonomía en el trabajo, conocimiento de los resultados del propio trabajo, potencial motivacional del puesto, satisfacción con el sueldo o la seguridad del empleo, etc.).

Todas estas cuestiones tienen poco que ver con el tipo de equipos que se utilizan y mucho con el tipo de organización, estando en un campo más relacionado con la política de recursos humanos que con la de prevención, si bien sus efectos deben ser considerados, ya que pueden dar lugar a problemas como el estrés, la monotonía o la falta de motivación en el trabajo.


2.4. Principales problemas ergonómicos asociados al trabajo de oficina, Cuadro Resumen

Tipo de riesgo Características del trabajo Elementos de trabajo Posibles daños para la salud
Carga física Movilidad restringida. Posturas inadecuadas Espacio del entorno de trabajo Silla de trabajo Mesa de trabajo Ubicación del ordenador Incomodidad. Molestias y lesiones musculoesqueléticas (hombros, cuello, espalda, manos y muñecas) Trastornos circulatorios en las piernas.
Condiciones Ambientales Iluminación Reflejos y deslumbramientos Mala iluminación Fuertes contrastes Alteraciones visuales Fatiga visual
Climatización Mala regulación de la temperatura-humedad Excesiva velocidad del aire frío Falta de limpieza en las instalaciones Incomodidad y disconfort Trastornos respiratorios debidos a un mal mantenimiento de los sistemas de climatización artificial Molestias oculares
Ruido Existencia de fuentes de ruido Mal acondicionamiento acústico de los locales Dificultades para concentrarse
Aspectos psicosociales Tipo de tarea Organización del trabajo Política de recursos humanos Programas informáticos Procedimientos de trabajo Tipo de organización Insatisfacción Alteraciones físicas Trastornos del sueño Irritabilidad, nerviosismo, estados depresivos. Fatiga, falta de concentración, etc. Disminución del rendimiento

 


 

3. Características de un equipamiento adecuado

En este apartado se describen las características que debe reunir un equipamiento adecuado para el trabajo de oficina. Para su descripción agruparemos las recomendaciones en los siguientes apartados:

  1. Entorno de trabajo. Incluye las dimensiones mínimas del entorno y las condiciones ambientales.
  2. Mobiliario. Características y dimensiones mínimas de la silla y de la mesa de trabajo.
  3. Equipo informático. Características de la pantalla del ordenador y del teclado.
  4. Programas informáticos. Facilidad de uso y forma en la que se presenta la información.

Estas características se han extraído de las siguientes fuentes:

  • Real Decreto 488/97 de 14 de abril, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas al trabajo con equipos que incluyen pantallas de visualización de datos.
  • Recomendaciones establecidas en la Guía sobre aplicación de dicho reglamento elaborada por el INSHT.
  • Borradores de normas europeas sobre mobiliario de oficina (PrEN 1355).
  • Diferentes estudios sobre ergonomía en el trabajo de oficina realizados por el Instituto de Biomecánica de Valencia.

3.1. Entorno de trabajo. Incluye las dimensiones mínimas del entorno y las condiciones ambientales

Los factores a considerar en cuanto al Entorno de Trabajo son los siguientes:

  • Espacio de trabajo
  • Iluminación
  • Ruido
  • Calor. Climatización
  • Emisiones

Espacio de trabajo

  • El puesto de trabajo deberá tener una dimensión suficiente y estar acondicionado de manera que permita los movimientos y favorezca los cambios de postura. Es conveniente dejar libre el perímetro de la mesa para aprovechar bien la superficie de trabajo y permitir la movilidad del trabajador.
  • Detrás de la mesa debe quedar un espacio de al menos 115 cm. La superficie libre detrás de la mesa (para moverse con la silla) debe ser de al menos 2 m2.

Iluminación

  • La iluminación general y la iluminación especial (lámparas de trabajo), cuando sea necesaria, deberán garantizar unos niveles adecuados de luminancias entre la pantalla y su entorno, habida cuenta del carácter del trabajo, de las necesidades visuales del usuario y del tipo de pantalla utilizado.
  • Las fuentes de luz deben colocarse de manera que eviten los deslumbramientos y los reflejos molestos en la pantalla o en otras partes del equipo.
  • Los puestos de trabajo deberán instalarse de forma que las fuentes de luz, tales como ventanas y otras aberturas, los tabiques transparentes o translúcidos y los equipos o tabiques de color claro no provoquen deslumbramiento directo ni produzcan reflejos molestos en la pantalla.
  • Las ventanas deberán ir equipadas con un dispositivo de cobertura adecuado y regulable para atenuar la luz del día que ilumine el puesto de trabajo.

Ruido

  • El ruido producido por los equipos de trabajo deberá tenerse en cuenta al diseñar los locales de trabajo, en especial para que no se perturbe la atención ni la inteligibilidad de la palabra.

Calor. Climatización

  • Los equipos instalados en el puesto de trabajo no deberán producir un calor adicional que pueda ocasionar molestias a los trabajadores.
  • Deberán crearse y mantenerse unas condiciones de temperatura y humedad confortables. El R.D. 487/1997 por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo, establece que " la temperatura de los locales donde se realizan trabajos sedentarios propios de oficinas o similares estará comprendida entre 17º C y 27º C. A su vez la guía técnica elaborada por el INSHT, relativa a la utilización de equipos que incluyen pantallas de visualización, recomienda que la temperatura se mantendrá dentro del siguiente rango
    • En época de verano de 23º C a 26º C
    • En época de invierno de 20º c a 24 º C

Emisiones

  • Toda radiación, excepción hecha de la parte visible del espectro electromagnético, deberá reducirse a niveles insignificantes desde el punto de vista de la protección de la seguridad y de la salud de los trabajadores.

3.2. Mobiliario. Características y dimensiones mínimas de la silla y de la mesa de trabajo

A continuación se describen las características más importantes que debe reunir el mobiliario de trabajo, cuyos elementos más importantes son la silla de trabajo y la mesa de trabajo.

Silla de trabajo

  • El asiento de trabajo deberá ser estable, proporcionando al usuario libertad de movimientos y procurándole una postura confortable.
  • Es necesario que las sillas tengan ruedas y posibilidad de giro para permitir la movilidad y el acceso a los elementos de trabajo. Para garantizar su estabilidad, las sillas deben poseer al menos 5 brazos de apoyo al suelo y la base de apoyo deberá tener un diámetro superior a 50 cm.
  • La altura del asiento deberá ser regulable.
  • El asiento debe ser de forma más ó menos cuadrangular, con esquinas redondeadas y sin aristas ni cantos duros. El borde delantero debe ser suavemente curvado para evitar compresiones debajo de los muslos y rodillas.
  • El relleno del asiento y del respaldo no debe ser demasiado mullido. Lo ideal es un relleno firme de 2 ó 3 cm. de espesor sobre una base dura.
  • El tapizado y material de relleno debe permitir la transpiración y el intercambio de calor.
  • La profundidad óptima del asiento será aquella que permite usar el respaldo sin que se note una presión excesiva debajo de las rodillas. Los usuarios más bajos pueden presentar este problema incluso con sillas adaptadas a la normativa correspondiente. La solución está en disponer de un reposapiés, solicitar una silla más pequeña o disponer de sillas con regulación de la profundidad del asiento.
  • Es necesario que las sillas de trabajo dispongan de un adecuado apoyo lumbar. La altura del respaldo debe llegar como mínimo hasta la parte media de la espalda (debajo de los omóplatos). En tareas informáticas es conveniente que el respaldo sea más alto.
  • El respaldo no debe ser demasiado ancho en la parte superior para no restar movilidad a los brazos.
  • Las sillas destinadas a tareas informáticas (más de 4 horas al día de trabajo con ordenador) deben tener respaldo reclinable y regulable en altura.
  • La comodidad del respaldo mejora si la silla dispone de sistemas como el contacto permanente (el respaldo acompaña a la espalda al moverse) o sincro (al cambiar la inclinación del respaldo, la del asiento se ajusta en una proporción determinada). Para que estos sistemas sean efectivos, el usuario debe haber recibido información sobre la forma de manejarlos.
  • Los elementos de regulación deben ser simples en cuanto a su manejo y accesibles mientras se está sentado en la silla. Es imprescindible que el usuario disponga de información sobre la forma de regular su propia silla de trabajo: una silla con muchas regulaciones pero mal ajustada por el usuario es más incómoda (y bastante más cara) que una silla sencilla y bien dimensionada.
  • La existencia de reposabrazos permite dar apoyo y descanso a los hombros y brazos. Su superficie útil de apoyo debe ser de al menos 5 cm de ancho y estar formada por un material no rígido. Deben estar algo retrasados con respecto al borde del asiento para permitir acercarse a la mesa con comodidad.
  • Al ajustar la altura de la silla respecto a la mesa (de forma que la mesa quede a la altura de los codos o algo más alta), es posible que los usuarios más bajos no puedan apoyar cómodamente los pies en el suelo. En este caso, deben solicitar un reposapiés. Las dimensiones recomendables del reposapiés son de 33 cm de profundidad, con una anchura de al menos 45 cm y una inclinación entre 10 y 25 grados. La superficie de apoyo debe ser antideslizante, así como la base del mismo, para evitar que acabe en el fondo de la mesa.
  • Las butacas de dirección han sido concebidas para tareas diferentes de las de oficina convencional o las tareas informáticas. Por ello, las butacas de dirección tienen peores prestaciones ergonómicas que las sillas de oficina, para el mismo nivel de precio. Antes de pedir una butaca de directivo, reflexione sobre el tipo de tareas que realmente realiza y sobre la importancia que para su trabajo tienen los aspectos de representación o determinados atributos estéticos y de materiales (cuero, respaldo alto, etc.). No cambie comodidad por apariencias.

Mesa de trabajo

  • Deberá tener las dimensiones suficientes y permitir la colocación flexible de las pantalla, del teclado, de los documentos y del material accesorio.
  • Las medidas mínimas de una mesa serán de 160 cm, de ancho por 80 cm de profundidad, siendo recomendables las de 180x80 cm. Si se utilizan monitores de gran tamaño, debe aumentarse la profundidad de la mesa (90 cm e incluso 100 cm), para que el operador pueda mantener una adecuada distancia visual a la pantalla.
  • Es conveniente que se disponga de planos auxiliares (alas, superficies para reuniones) adjuntas y al mismo nivel que la superficie de trabajo principal, sobre todo en puestos de oficina con tareas muy variadas (informática + atención al público, informática + estudio, etc.). De esta forma el usuario podrá configurar diferentes zonas de actividad dentro de su puesto de trabajo y se aprovechará mejor el espacio.
  • Debajo de la mesa debe quedar un espacio holgado para las piernas y para permitir movimientos. Deben evitarse los cajones y otros obstáculos que restrinjan su movimiento debajo de la mesa o que puedan ser fuente de golpes. Este espacio libre mínimo debajo del tablero debe ser de 70 cm de ancho y con una altura libre de al menos 65 cm. Es recomendable que la altura libre alcance los 70 cm y que la anchura libre supere los 85 cm.
  • En general, es preferible que los bloques de cajones no estén fijos a la mesa, ya que así el trabajador podrá colocarlos en la zona que más le convenga y aprovechará mejor la superficie de trabajo. Esta recomendación es más importante cuanto menor sea la superficie del tablero de la mesa.
  • Las recomendaciones para la altura de una mesa fija (debe quedar aproximadamente a la altura del codo cuando se está sentado) son de 72±1.5 cm, hasta 75±1.5 cm para usuarios muy altos.
  • En general, no son necesarias las mesas de altura regulable, salvo que el trabajador presente alguna discapacidad motórica severa; en este caso, el rango de regulación de la altura está comprendido entre 68 y 76 cm. En el caso de trabajadores con discapacidad, deben analizarse de forma particularizada las adaptaciones necesarias.
  • El trabajo informático exige unos niveles de espacio como los anteriormente descritos. Por ello, la mejor mesa para trabajar de forma intensiva con el ordenador es una mesa de despacho. Las "mesas informáticas" tipo carrito, con varios niveles y muy poca superficie para trabajar, son útiles como soporte para desplazar los ordenadores y usarlos de forma ocasional (en equipos de medida en laboratorios, por ejemplo), pero de ninguna forma constituyen un equipo adecuado para personas que trabajan mucho tiempo con el ordenador.
  • Es conveniente que las mesas de trabajo estén electrificadas, para evitar la existencia de cables que puedan dar lugar a accidentes.
  • Es conveniente disponer de atril para colocar los documentos. El soporte de documentos deberá ser estable y regulable y estará colocado de tal modo que se reduzcan al mínimo los movimientos incómodos de la cabeza y los ojos.
  • La superficie de la mesa debe ser poco reflectante (acabados en mate). En general son preferibles los colores suaves y deberían evitarse las superficies muy oscuras, que producen contrastes muy fuertes entre el tablero y los documentos.
  • Los bordes de la mesa no deben ser cortantes, evitando cantos agudos y cualquier tipo de saliente.
  • Los cajones se deben deslizar suavemente sin realizar esfuerzos importantes. Para ello, deben disponer de guías con rodamientos. Es imprescindible que existan topes de apertura, de manera que el cajón no salga del todo al abrirlo.
  • Los bloques de cajones y los archivadores deben disponer de dispositivo antivuelco.

3.3. Equipo informático. Características de la pantalla del ordenador y del teclado

Los dos elementos a considerar en este apartado son la pantalla del ordenador y el teclado y el ratón.

Pantalla del ordenador

  • Los caracteres de la pantalla deben estar bien definidos y tener una dimensión suficiente.
  • La imagen debe ser estable, sin destellos, centelleos o cualquier otra forma de inestabilidad.
  • Se debe poder ajustar la luminosidad y el contraste entre los caracteres y el fondo de la pantalla, para adaptarlos a las condiciones del entorno.
  • La pantalla no deberá tener reflejos ni reverberaciones molestas.
  • La pantalla deberá ser orientable e inclinable a voluntad.
  • La altura del monitor debe ser de forma que su borde superior esté a la altura de los ojos del usuario ( aproximadamente 43 a 47 cm. por encima del plano de la mesa), o algo por debajo. Colocar la pantalla sobre la CPU suele dar lugar a alturas excesivas. Una buena solución, en algunos casos, es colocar el monitor sobre un soporte regulable en altura.
  • La distancia de la pantalla a los ojos es un factor a tener en cuenta. Esta distancia estará en función del tamaño y forma de los caracteres, como norma general no debe ser inferior a 55 cm.
  • Se debe trabajar con la cabeza de frente al ordenador, evitando giros. El ángulo máximo de giro de la cabeza debe ser inferior a 35 grados.

Teclado y ratón

  • El teclado debe ser inclinable e independiente de la pantalla, impidiendo el cansancio y las molestias en los brazos.
  • El teclado no debe ser demasiado alto. Como norma general, la parte central del teclado (fila de la A) debe estar a menos de 3 cm de altura sobre la mesa. Esta recomendación se cumple en casi todos los teclados nuevos de ordenadores de sobremesa, pero no en muchos ordenadores portátiles. En estos casos, debe disponerse de almohadillas que eleven el punto de apoyo de las muñecas y antebrazos.
  • Deberá disponerse de espacio suficiente delante del teclado para poder apoyar las muñecas y antebrazos sobre la mesa. Este espacio será como mínimo de 10 cm. entre el teclado y el borde de la mesa.
  • La superficie deberá ser mate para evitar los reflejos.
  • La disposición del teclado y las características de las teclas deberán ayudar a facilitar su utilización.
  • Los símbolos de las teclas deberán resaltar suficientemente y ser legibles desde la posición normal de trabajo.
  • El ratón debe tener una forma que permita su utilización cómoda tanto por personas diestras como zurdas. Los zurdos deben colocar el ratón a la izquierda y cambiar la configuración de las teclas en el menú de configuración.

3.4. Programas informáticos. Facilidad de uso y forma en la que se presenta la información

En la elaboración, elección compra y modificación de los programas, así como en la definición de tareas que requieran trabajo con ordenador, se tendrán en cuenta los siguientes factores:

  • Los programas informáticos deben estar adaptados a las tareas para las que ha sido concebidos.
  • Los programas deben ser fáciles de usar y estar adaptados al nivel de conocimientos y experiencia de los usuarios.
  • En los programas no deberá utilizarse ningún dispositivo cuantitativo o cualitativo de control sin que los trabajadores hayan sido informados y sin previa consulta con sus representantes.
  • Los sistemas deberán proporcionar a los trabajadores indicaciones sobre su desarrollo.
  • Los sistemas deberán mostrar la información en un formato y a un ritmo adaptados a los operadores.
  • Los principios de la ergonomía deberán aplicarse en particular al tratamiento de la información por parte de la persona.

4. Consejos para mejorar la configuración de su puesto de trabajo

4.1. Distribución de espacios en el entorno de trabajo
4.2. Ajuste de la silla de trabajo
4.3. Disposición de los elementos de trabajo sobre la superficie de la mesa


4.1. Distribución de espacios en el entorno de trabajo

Se debe disponer del espacio necesario para poderse moverse con comodidad, procurando dejar al menos 1,15 m libres detrás de la mesa. Es conveniente dejar libre la mayor parte posible del perímetro en contacto con el usuario (figura 4.1.1).

Figura 4.1.1. Espacios necesarios en el entorno de trabajo

Figura 4.1.1. Espacios necesarios en el entorno de trabajo

Siempre que se pueda, es conveniente colocar los archivadores y las cajoneras fuera del perímetro de la mesa, de modo que no impidan ó dificulten los movimientos. Es muy importante dejar libre todo el espacio posible debajo de la mesa. Por ello, las mesas con bloques de cajones móviles resultan más funcionales que las que tienen los cajones fijos.

Figura 4.1.2. Es conveniente dejar libre el espacio bajo la mesa para disponer de sitio para trabajar y moverse.

Figura 4.1.2. Es conveniente dejar libre el espacio bajo la mesa para disponer de sitio para trabajar y moverse.

La proliferación de cables de los equipos puede constituir una fuente de peligros y, en cualquier caso, siempre constituyen un estorbo. Por ello, es conveniente que las mesas de oficina estén electrificadas. No utilice nunca conexiones tipo ladrón para conectar varios equipos al mismo enchufe: no sólo no tienen toma de tierra (con el correspondiente riesgo de contacto eléctrico), sino que pueden calentarse e incluso presentar riesgo de incendio si se conectan aparatos con cierta potencia. Si su mesa no tiene electrificación puede usar una caja de conexiones adecuada a la potencia que se vaya a utilizar y siempre con toma de tierra. Nunca sustituya el enchufe de un cable original por otro sin toma de tierra.


 

4.2. Ajuste de la silla de trabajo

Una silla de altas prestaciones puede resultar incómoda si no está bien ajustada a las características del trabajador y de la tarea que se realiza. Este ajuste corresponde hacerlo al trabajador que la utiliza, por lo que deberá conocer y usar de forma correcta las regulaciones de su silla.

Consiga unas instrucciones de su silla, léalas y consérvelas.

Altura del asiento
Altura del respaldo
Inclinación del Respaldo
Contacto Permanente
Otras regulaciones


Altura del asiento

Se acciona mediante una palanca que suele estar colocada debajo del asiento, normalmente a la derecha (Figura 4.2.1)

  1. Siéntese en la silla echándose hacia atrás hasta que la zona lumbar de la espalda se apoye firmemente en el respaldo.
  2. Acerque su silla a la mesa y ajuste la altura del asiento hasta que los brazos le queden a una altura cómoda para trabajar sobre la mesa (la mesa debe quedar aproximadamente a la altura de los codos ó un poco más alta).
  3. Si no puede apoyar los pies firmemente en el suelo, o nota presión del borde delantero del asiento sobre las corvas o los muslos, solicite un reposapiés; en ningún caso ajuste la altura de la silla teniendo en cuenta el suelo, sino la altura cómoda con respecto al plano de la mesa (figura 4.2.1).
Figura 4.2.1. Ajuste la altura del asiento de acuerdo con la altura de la mesa

Figura 4.2.1. Ajuste la altura del asiento de acuerdo con la altura de la mesa. Si una vez ajustada la altura no puede apoyar los pies con comodidad solicite un reposapiés.

Altura del respaldo

Este ajuste es obligatorio en aquellas tareas en las que se usa el ordenador de manera intensiva (más de 4 horas de trabajo con ordenador al día o más de 20 a la semana). Consulte las instrucciones de su silla y compruebe que una vez efectuado el ajuste su apoyo lumbar resulta cómodo y efectivo (figura 4.2.2.).

Figura 4.2.2. La altura del respaldo debe ajustarse

Figura 4.2.2. La altura del respaldo debe ajustarse hasta conseguir un apoyo cómodo en la zona lumbar de la espalda

Inclinación del respaldo

Esta regulación es necesaria en trabajos con elevado uso del ordenador (figura 4.2.3). Muchos operadores informáticos prefieren una posición con el respaldo ligeramente inclinado hacia atrás, mientras que para trabajar sobre la mesa o atender visitas es preferible que el respaldo esté más vertical. Consulte las instrucciones de su silla para realizarlo de forma correcta y elija la postura que le resulte más cómoda.

Figura 4.2.3. La inclinación óptima para el respaldo depende del tipo de tarea.

Figura 4.2.3. La inclinación óptima para el respaldo depende del tipo de tarea. Las tareas de trabajo sobre la mesa exigen posturas más erguidas, mientras que muchos operadores informáticos prefieren trabajar con el respaldo algo abatido.

Contacto permanente

Es un mecanismo que permite liberar el respaldo, de manera que éste se mueve acompañando a los movimientos de la espalda del usuario. Para que sea efectivo se debe regular adecuadamente la fuerza de los muelles que controlan el respaldo, ya que si éste queda muy rígido, empujará al usuario hacia delante; si queda flojo, no proporcionará un apoyo estable. Como la fuerza necesaria depende del peso del usuario, cada persona deberá regular dicha tensión de acuerdo con sus preferencias. Localice debajo del asiento el tornillo de regulación (generalmente situado debajo del asiento, en su parte delantera). Libere el respaldo y apriete o afloje dicho tornillo según sus preferencias (figura 4.2.4).

Figura 4.2.4. Ajuste de la tensión del respaldo.

Figura 4.2.4. Si su silla dispone de respaldo con contacto permanente, debe ajustar la tensión del respaldo. Busque el mecanismo de regulación (generalmente un tornillo debajo de la parte delantera del asiento) y apriételo o aflójelo hasta que el respaldo quede a su gusto.

Otras regulaciones

Compruebe si su silla dispone de:

  • Regulación de la altura del reposabrazos. Esta regulación es especialmente interesante para las tareas informáticas. Si dispone de ella, ajuste la altura de los reposabrazos hasta conseguir una posición con un apoyo cómodo, pero que no estorben al acercarse a la mesa.
  • Profundidad del asiento. Si su silla dispone de esta regulación, haga su asiento más o menos corto en función de sus preferencias. Debe poder sentarse con la espalda completamente apoyada en el respaldo.

4.3. Disposición de los elementos de trabajo sobre la superficie de la mesa

Se ha de atender fundamentalmente a la Colocación del Ordenador y a la Colocación de los Accesorios.

Colocación del ordenador

En primer lugar debe valorar la importancia relativa que para Ud. tienen las diferentes tareas que realiza (trabajar con el ordenador, atender visitas, manejar papeles o estudiar información sobre documentos, etc.). Distribuya los elementos de trabajo de manera que las tareas más frecuentes se realicen en las posturas más cómodas.

  • Si su trabajo es esencialmente informático, el ordenador debe ocupar la posición principal, es decir, en la mesa de trabajo y frente a Ud. No obstante, debe disponer de espacio a los lados para los documentos o para poder recibir visitas ocasionales. No coloque el ordenador sobre el ala, salvo que sus dimensiones sean lo bastante grandes para permitirle apoyar las muñecas y los antebrazos y para mantener una distancia adecuada a la pantalla. No utilice mesas informáticas de pequeñas dimensiones para trabajos informáticos intensivos.
  • Si su trabajo implica varias tareas (ordenador + manejo de documentación + visitas) puede colocar el ordenador a un lado, pero asegurándose de que es posible manejarlo sin giros del tronco o del cuello.
  • Si en su trabajo debe mantener reuniones frecuentes, puede disponer de una mesa de reuniones o de un suplemento para tal fin en su mesa de trabajo.

Además debe atender las siguientes recomendaciones:

  • Ubíquelo de tal manera que sea posible sentarse de frente a la pantalla, evitando giros del cuello (ángulo de giro inferior a 35º).
  • Retrase la pantalla todo lo que pueda. La distancia mínima entre los ojos y la pantalla debe ser de 55 cm.
Figura 4.3.1. Consejos para colocar el ordenador de forma correcta.

Figura 4.3.1.a. Consejos para colocar el ordenador de forma correcta. NONO: pantalla cerca, pantalla de lado, sin sitio para apoyar las muñecas

Figura 4.3.1. Consejos para colocar el ordenador de forma correcta.

Figura 4.3.1.b. Consejos para colocar el ordenador de forma correcta. SÍSÍ: ordenador de frente, pantalla a más de 50 cm de los ojos, espacio entre el teclado y el borde de la mesa para apoyar las muñecas (>10 cm)

  • Una vez ajustada la altura de la mesa, compruebe que el borde superior de la pantalla queda a la altura de sus ojos o algo por debajo. Si ha apoyado el monitor encima de la CPU, es posible que el ordenador esté demasiado alto. Quite la CPU y apoye el monitor directamente en la mesa. Si considera que la pantalla está demasiado baja, coloque un soporte firme debajo.
Figura 4.3.2. Posición correcta de la pantalla

Figura 4.3.2. Posición correcta de la pantalla

  • Procure utilizar un atril o un soporte de documentos cuando esté introduciendo datos en el ordenador. Así evitará giros y flexiones del cuello. Usar el atril es una práctica recomendable también para leer documentos o estudiar.
  • El ordenador debe colocarse en función de la posición que le resulte más cómoda para desarrollar su trabajo con eficacia. Si en esta posición aprecia reflejos en la pantalla o le molestan determinadas fuentes de luz, lo que debe hacer es solicitar que se arregle la fuente del problema, es decir, las fuentes de luz. Generalmente basta con disponer de persianas o cortinas en las ventanas, o de pantallas difusoras en los puntos de luz del techo. Si es posible, también puede cambiar la orientación de la mesa. De ninguna manera coloque el ordenador en un sitio que le obligue a adoptar posturas forzadas: a largo plazo le provocarán molestias en la espalda o en el cuello.
  • Coloque el teclado de forma que no esté justo en el borde de la mesa. Entre el teclado y el borde de la mesa debe quedar un espacio de al menos 10 cm. para apoyar las muñecas.
  • En las mesas más pequeñas (la norma de mesas de oficina admite mesas de 160x80 cm), es posible que no encuentre el sitio adecuado para colocar el ordenador y realizar otro tipo de tareas, sobre todo si la mesa, además, tiene los bloques de cajones fijos. Puede mejorar el aprovechamiento de su mesa con una base giratoria para el monitor (figura 4.3.3). Este tipo de bases permiten cambiar de forma cómoda la posición y orientación del monitor: cuando use el ordenador podrá colocar la pantalla de frente, apartándola para dejar libre la zona de trabajo cuando realice otro tipo de tareas.
Figura 4.3.3. Soportes articulados para el monitor

Figura 4.3.3. Los soportes articulados para el monitor mejoran el aprovechamiento de la mesa de trabajo y facilitan la correcta orientación de la pantalla del ordenador.

  • Los equipos nuevos no suelen presentar problemas con relación a la altura del teclado. Si considera que su teclado es demasiado alto, coloque una almohadilla de apoyo para mejorar la posición de las muñecas.
  • Si es zurdo, coloque el ratón a la izquierda y cambie el accionamiento de los botones en el menú de configuración de su ordenador.
  • Asegúrese de que dispone de sitio suficiente para manejar el ratón con comodidad.

Colocación de los accesorios

  • Procure reservar las zonas más accesibles de la mesa para colocar el ordenador y el atril, o para dejar espacio libre para trabajar. Los elementos accesorios (teléfono, fax, impresoras, bandeja para documentos, etc.) deben colocarse en la zona de cajones y en las partes que no resultan útiles para trabajar (figura 4.3.4)
  • Si dispone de bloques de cajones móviles y de suficiente espacio en su entorno de trabajo, puede colocarlos fuera del perímetro de la mesa, aprovechando su tapa para colocar los elementos que suelen estorbar más.
  • Evite que se acumulen demasiados papeles sobre la mesa, ya que le restarán espacio para trabajar con comodidad. Encima de la mesa sólo deben estar los documentos con los que esté trabajando en cada momento. Para guardar papeles que no utilice debe usar las estanterías, armarios o archivadores. Pierda unos minutos en ordenar su mesa antes de acabar la jornada de trabajo.
Figura 4.3.4. Colocación adecuada de los elementos accesorios

Figura 4.3.4.a. Colocación adecuada de los elementos accesorios

Figura 4.3.4. Colocación adecuada de los elementos accesorios

Figura 4.3.4.b. Colocación adecuada de los elementos accesorios

 

 


 

www.sillería-oficina.com

 







Recibir ofertas
y novedades

E-mail:









    Inicio   |   Mapa del sitio      Pago por transferencia bancaria Pago con Visa Pago con Mastercard Pago con Aurora Mastercard American Express         Marca de aceptación